Parque de Miraflores / Análisis Crítico

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

 

1. Estilo actual

Recordemos antes de nada los primeros apartados descritos anteriormente; decíamos que el Parque Miraflores nació gracias al impulso y a la iniciativa vecinal, vecinos que hartos de vivir cercanos a un insalubre vertedero de escombros consensuaron con mucho empeño llevar la propuesta al Ayuntamiento de Sevilla de la creación de una zona verde que satisficiera sus necesidades.

Este párrafo nos sirve de enlace para vislumbrar cual puede ser el estilo actual del parque, un parque creado por y para la familia en general, donde poder llevar a niños a jugar o alimentar a los patos que pueblan la laguna grande, dar un paseo relajante por los distintos desniveles de sus lomas, hacer ejercicio por sus extensos caminos, explanadas y pistas deportivas o como mencionaremos más adelante y detenidamente, realizar distintas actividades socioculturales organizadas por la asociación de vecinos.

 

Cabe destacar que Miraflores Norte presenta un diseño radicalmente opuesto a Miraflores Sur, mientras este último deja entrever un diseño más ligado a la aleatoriedad y se centra más en una composición vegetal bien definida y repartida por todo el parque, Miraflores Norte presenta un diseño singular, y a primera vista muy atractivo visualmente. Plataformas multicolores y caminos escoltados por azulejos de tonalidades diversas. Sin embargo las enormes plataformas de cemento en llamativos colores rojos, naranjas y azules no parecen ser la mejor respuesta en una ciudad que presenta un durísimo clima estival. Las plataformas de cemento multicolores no deben quedar como áreas vacías. Los caminos peatonales y el carril bici (pintados en tonos verdes, azules y rojizos) resultan muy atractivos al estar escoltados por azulejos multicolores y por pequeños muros de piedras sostenidos por rejillas, eso sí, poco resistentes.

En la siguiente instantánea se puede ver a un servidor en una de las entradas del parque disfrutando de un paseo a media tarde.

62

Fig. 62: Selfie en uno de los accesos

 

 

 

 

2. Usos del espacio

La enorme extensión que presenta el Parque de Miraflores permite a sus usuarios la realización de una amplia variedad de actividades; enclavado en una zona de núcleos residenciales, tiene por objetivo la satisfacción de las necesidades de un público bastante amplio.

El entramado de sus largos caminos confieren al parque ser el escenario idóneo para llevar a cabo una de las actividades más realizadas por sus usuarios: practicar atletismo o simplemente pasear.

63

Fig. 63: Bifurcación de caminos

64

Fig. 64: Pendiente asfaltada

Alguna que otra vez, el Instituto Municipal de Deportes organiza carreras populares en este parque.

65

Fig. 65: Foto de una carrera popular (Fuente: Google)

La existencia de varios parques infantiles permite a los más pequeños tener un lugar donde jugar.

66

Fig. 66: Parque infantil

También podemos encontrar numerosas pistas deportivas con elementos como canastas o porterías, e incluso pistas de patinaje y zona para realizar skate.

67

Fig. 67: Pista deportiva

68

Fig. 68: Pista de patinaje

69

Fig. 69: Skate park

Las amplias zonas de césped nos dan la oportunidad y nos propician un escenario idóneo para sacar a pasear a nuestra mascota, eso sí, intentando ser cívicos en todo momento y respetando las zonas comunes.

70

Fig. 70: Perro jugando en una de las praderas

Mencionamos también que por el parque se encuentran repartidos circuitos bio-saludables a disposición de los usuarios. Decir que estos circuitos presentan un amplio abanico de público según sus edades, desde circuitos para los más experimentados hasta circuitos de movilidad para la tercera edad.

71

Fig. 71: Circuito para flexiones

72

Fig. 72: Circuito biosaludable

Por último y no menos importante, decir que la asociación de ciudadanos que forma el Comité Pro parque Educativo Miraflores está desarrollando en el propio parque, con ayuda del Ayuntamiento de Sevilla, dos programas que responden a las necesidades sociales, educativas y de empleo de los vecinos de los barrios próximos: la Escuela Taller Miraflores y el Programa Huerta las Moreras.

Son programas culturales y medioambientales que potencian las relaciones sociales, la solidaridad y la integración de los vecinos. Su sede se encuentra en la Casa de las Moreras del parque.

73

Fig. 73: Cartel explicativo (Fuente: jardines de Sevilla)

74

Fig. 74: Casa de las moreras

La Escuela Taller Miraflores desarrolla programas para la formación ocupacional y la contratación temporal de jóvenes en paro que permitan su inserción sociolaboral. Los programas de albañilería, carpintería, pintura y jardinería hacen posible la restauración y rehabilitación del patrimonio histórico del parque.

El Programa Huerta las Moreras, ha puesto en funcionamiento las antiguas huertas. Más de 100 parcelas, llamadas Huertos de Ocio, permiten a los vecinos cultivar verduras y hortalizas.

Estas huertas producen tomates (Lycopersicum esculentum), patatas (Solanum tuberosum), zanahorias (Daucus carota), pimientos (Capsicum annuum), ajos (Allium sativum), cebollas (Allium cepa), calabacines (Cucurbita pepo), espinacas (Spinacia oleracea), acelgas (Beta vulgaris), lechugas (Lactuca sativa), pepinos (Cucumis sativus), berenjenas (Solanum melongena), yerbabuena (Mentha sativa), perejil (Petroselinum hortense), etc.

75

Fig. 75: Zona de huertos

76

Fig. 76: Zona de huertos

 

Existen, además, huertos, invernaderos escolares e itinerarios pedagógicos por el parque que, dentro del marco de la educación medioambiental y la agricultura ecológica, permiten que los niños aprendan a cultivar la tierra, establezcan una relación cercana con el medio, comprendan los problemas medioambientales que existen y conozcan el patrimonio cultural de su entorno.

77

Fig. 77: Invernaderos ecológicos

 

 

 

 

3. Circulaciones y accesos existentes

Siguiendo con la línea predominante, recogemos de nuevo el testigo de nuestra idea principal, Miraflores es un parque enclavado en una zona plagada de núcleos residenciales, no es por tanto un parque encaminado al turismo sino a los vecinos de esta zona.

Esto implica que las conexiones de autobuses, trenes o metro van a ser bastante escasas ya que la gran mayoría de público que puebla este parque proviene de la zona y accede a este a pie.

78

Fig. 78: Plano líneas de autobus público (Fuente: TUSSAM)

Como podemos ver en esta imagen, tan solo las líneas 15 y 16 del transporte público de autobuses TUSSAM, flanquean uno de los laterales del parque.

Como punto a favor diremos que por los alrededores del parque se encuentran repartidas varias estaciones de bicicletas a disposición de todo aquel usuario abonado al servicio SEVICI de Sevilla; este método es aconsejable para aquel que no pueda llegar al parque a pie o en autobús.

79

Fig. 79: Estación SEVICI

En cuanto al acceso al parque, presenta infinidad de puertas por la avenida que flanquea el núcleo residencial Parqueflores y Las Almenas hasta llegar a Miraflores Norte (ya en la zona de Pino Montano), podemos encontrar una puerta cada 25 o 30 metros, permitiendo así el acceso casi por cualquier zona.

Esto se complica por el este, si queremos acceder al parque por la zona colindante al Polígono Store, nos damos de bruces con rejas y más rejas, con suerte, encontraremos una o dos puertas de acceso (si están abiertas) hasta llegar nada más y nada menos que a la Ronda Urbana Norte. Mucha longitud que cubrir para tan solo dos puertas.

En su vertiente sur, nos encontramos con dos puertas, una que siempre permanece cerrada y la otra, más amplia y grande, abierta.

En cuanto al horario de apertura y cierre, el parque permanece abierto de lunes a domingo con el siguiente horario.

80

Fig. 80: Horarios del parque. (Fuente: sevilla.org)

 

 

4. Estado de conservación y mantenimiento

Comenzamos a entrar ya con este punto en terrenos pantanosos. Si hablamos del estado de conservación y mantenimiento del parque nos encontramos con que hay mucha tela que cortar.

El estado de conservación del parque deja mucho que desear, cito aquí palabras textuales dichas por varios vecinos de la zona y asiduos usuarios del parque: «La seguridad es pésima, escasa y podríamos decir que casi inexistente´´.

Ahora habla un servidor, la experiencia que yo me he llevado en las numerosas visitas que he realizado a este parque durante toda mi vida por encontrarse en mi barrio y para la realización de este trabajo recientemente, en cuanto a la toma de fotos e información se refiere, tristemente coincide con la de los vecinos de la zona. Es curioso que siendo el parque con más extensión de toda Sevilla con nada más y nada menos que 90 hectáreas tenga una seguridad tan paupérrima.

Con muchísima suerte, yendo incontables veces al parque, quizás una de estas veamos un coche de una empresa privada de seguridad, eso sí, siempre minutos antes del cierre y para verificar que no se encuentra nadie en el interior una vez cerradas las puertas; durante el día este coche parece que se volatiliza siendo imposible verlo hacer la ronda por el interior del parque. Bastante triste, sí.

Esto trae de la mano, los numerosos actos vandálicos que se producen casi a todas horas del día dentro del parque, desde pintadas con aerosoles hasta el lanzamiento de piedras a todo tipo de mobiliario, pasando por el característico destrozar por destrozar. Aunque sobre este punto hablaremos largo y tendido posteriormente.

Otro punto a tener en cuenta es el inexistente mantenimiento que sufren caminos y lagunas.

Estas imágenes ilustrarán lo anteriormente dicho.

81

Fig. 81: Agujero en el asfaltado

82

Fig. 82: Socavones en el camino

83

Fig. 83: Detalle de un socavón

84

Fig. 84: Suciedad en la laguna

85

Fig. 85: Suciedad en el canal

Podemos observar adoquines rotos, socavones en los caminos que a veces imposibilitan el dar un simple paseo o incluso llegar a lesionar a algún que otro corredor.

Vemos también aguas insalubres y estancadas con acumulación de desechos en sus orillas, propiciando un fuerte mal olor en la zona, siendo por ejemplo imposible llevar a cabo una acción tan elemental como comerse un bocadillo cerca de esta laguna contemplando la fauna debido a este mal olor.

Nos encontramos también con desperfectos que nunca se arreglan en los circuitos bio saludables dispuestos por el parque.

86

Fig. 86: Circuito en mal estado

O por ejemplo, destacar también que el cercado del parque presenta graves problemas de oxidación en su pintura, dando un aspecto de descuido generalizado.

87

Fig. 87: Puerta oxidada

88

Fig. 88: Puerta oxidada

 

Las tuberías de pvc semi-enterradas que se encuentran a lo largo de todo el parque tampoco se libran de esta falta de mantenimiento, pudiendo alguna de ellas incluso propiciar la caída de algún viandante despistado.

Ciertos aspectos del mobiliario del parque como son los bancos también están muy deteriorados.

89

Fig. 89: Banco con desnivel

90

Fig. 90: Tuberías mal enterradas

91

Fig. 91: Tuberías mal enterradas

El mal estado de pistas de grava destinadas por ejemplo al juego de la petanca hace imposible la realización de este, encontrándonos así estas pistas vacías y a escasos metros, donde el desnivel del suelo lo permite, vemos a estos jugadores practicando este deporte.

92

Fig. 92: Pista de petanca en mal estado

93

Fig. 93: Grupo de hombres jugando a la petanca

Balaustradas de madera rotas que resultan peligrosas para cualquier niño que se acerque son aspectos que también deberían mejorarse.

94

Fig. 94: Balaustrada rota

Como aspecto positivo podríamos decir que una tarea de mantenimiento que si se lleva a cabo y con regularidad es el desecho de material vegetal provenientes de la poda o de cualquier actividad que conlleve la deposición de este material en el suelo. Para ello se emplean cubas que posteriormente se sacan del parque o en el caso de los huertos de ocio que se emplean palés de madera para su posterior desecho.

95

Fig. 95: Cubas de desechos vegetales

96

Fig. 96: Palé de desechos vegetales

Para poner punto final a este apartado, dejo aquí un artículo en el que se pueden leer varios aspectos de los que se han comentado.

http://www.sevillasi.com/noticias/988/espadas-denuncia-falta-de-mantenimiento-en-parques-por-fallos-del-macrocontrato#.VEzeBSJwuA8

 

 

5. Mobiliario urbano y juegos infantiles

El Parque Miraflores presenta un extenso mobiliario urbano, unos en mejores condiciones que otros, algunos directamente rotos, pero al fin y al cabo extenso.

Comenzamos por los bancos; este parque presenta varios modelos de este mobiliario para así satisfacer todos los gustos de sus usuarios. Bancos en madera, hierro o piedra por ejemplo conforman esta diversidad.

97

Fig. 97: Banco de hierro

98

Fig. 98: Banco de piedra

99

Fig. 99: Bancos de madera

Seguimos el hilo con otro aspecto del mobiliario que es fundamental para que el parque luzca siempre libre de basuras, hablamos de las papeleras. Hay de muchos tipos y formas, algunas en el suelo y otras con abrazaderas sobre farolas.

100

Fig. 100: Papelera de metal

101

Fig. 101: Papelera en piedra

102

Fig. 102: Papelera de plástico

 

Las fuentes son otro aspecto del mobiliario a tener en cuenta y muy necesarias, más contando con las altas temperaturas que asolan Sevilla en épocas veraniegas.

103

Fig. 103: Fuente

104

Fig. 104: Fuente en construcción

 

Un mobiliario curioso que presenta este parque son determinados carteles informativos repartidos por algunas de las puertas de acceso sobre actividades que se van a realizar en días venideros; actividades como carreras populares o excursiones.

105

Fig. 105: Cartel de actividades

No podemos olvidar otro aspecto fundamental del mobiliario que debe tener un parque para su correcta iluminación cuando las horas de sol se agotan, hablamos de las farolas, y este parque presenta un gran número de estas.

106

Fig. 106: Farola de cuatro focos

107

Fig. 107: Farola de un solo foco

Por último, en lo que respecta a los niños, el Parque Miraflores presenta un gran número de parques infantiles creado para el uso y disfrute de ellos.

Se encuentran repartidos a lo largo de todo el parque con sus correspondientes carteles explicativos de sus normas de uso.

108

Fig. 108: Cartel de normas de uso

109

Fig. 109: Parque infantil en Miraflores Norte

110

Fig. 110: Parque infantil en Miraflores Sur

 

 

 

6. Sistema de Riego

El antiguo sistema de riego con el que contaba el Parque Miraflores constaba de dos casetas de bombeo, una de ellas bastante deteriorada y con el sistema de bombeo estropeado.

Estas dos estructuras regaban toda la zona del Parque Miraflores Sur mediante una red de goteros que estaban enterrados; estos goteros a su vez se encontraban obturados y en malas condiciones, dando así como resultado un sistema de riego que presentaba una bajísima uniformidad y una superficie regada mínima.

Fue en el verano del pasado año cuando Conservación y mantenimiento del área de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Sevilla, empezó a acometer obras en cuanto a la renovación de este sistema de riego se refiere.

Estas reformas consistían en la apertura de unas zanjas para la instalación de una serie de tuberías primarias y secundarias,  la instalación de la red general de riego, la restauración de la caseta mal conservada o la reparación del sistema de bombeo, pero de las más notorias ha sido la automatización del riego y sobre todo la instalación de aspersores destinados al riego.

Estas obras pretenden poner en riego seis de las treinta hectáreas verdes que posee el Parque Miraflores Sur.

Algunas fotos de la reforma se incluyen en líneas inferiores.

111

Fig. 111: Zanja para tuberías

112

Fig. 112: Excavadora para zanjas

Decir también que las huertas de ocio cuentan con un sistema de riego propio consistente en la instalación de goteros por cada una de las cien parcelas existentes.

113

Fig. 113: Red de goteros

 

 

 

 

7. Otros problemas detectados

Como era de esperar, el principal problema que se detecta es la abundancia de actos vandálicos, actos que dejan a veces el mobiliario con un alto grado de deterioro y que desgraciadamente se extienden por todo el parque.

Curiosamente, el Parque de Miraflores no presenta problemas en cuanto al acopio de basura se refiere. Si paseamos por sus caminos y praderas y hacemos una búsqueda de desechos y desperdicios en general, nos sorprenderá gratamente el hecho de encontrarnos solamente alguna que otra lata de refrescos, una bolsa de plástico o un clínex.

Pero eso sí, la destrucción del mobiliario urbano se respira en cada esquina como podemos observar en estas fotos.

114

Fig. 114: Cartel roto

115

Fig. 115: Soporte sin cartel

Otro problema bastante más generalizado es la destrucción de este mobiliario mediante pintadas con aerosoles; de este aspecto encontramos vestigios en lugares como bancos para sentarse, carteles, paredes, etc.

116

Fig. 116: Farola pintada por aerosol

117

Fig. 117: Cartel ilegible por el aerosol

118

Fig. 118: Banco pintado por aerosol

119

Fig. 119: Pared pintada

 

Este problema de vandalismo está bastante generalizado no solo en el Parque de Miraflores sino en todos los parques de Sevilla, prueba de ello es que incluso el periódico Diario de Sevilla hace eco de esto en el siguiente artículo publicado en su edición on-line.

http://www.diariodesevilla.es/article/sevilla/1217653/vandalismo/azote/los/parques.html

 

 

 

8. Bibliografía

 

–  http://wikimapia.org/2142851/es/Parque-de-Miraflores

–  http://www.sevilla.org/ayuntamiento/areas/area-de-hacienda-y-administracion-publica/servicio-estadistica/servicio-de-estadistica/consulta-y-descarga/explotacion-de-datos-historicos-de-poblacion/explotacion-de-datos

–  http://www.sevillanisimo.es/parques-sevilla/parque-miraflores-sevilla.html

–  http://www.sevillaguia.com/sevillaguia/parques/parques.htm

http://www.jardinesdesevilla.es/fotoplanojardinessevilla/miraflores/entredamiraflores.html

–   http://www.tussam.es/index.php?id=3

–  http://www.sevilla.org/ayuntamiento/areas/area-de-urbanismo-y-medio-ambiente/a-servicio-de-parques-y-jardines/horarios_parques

–  http://habitat.aq.upm.es/bpes/ceh2/bpes37.html

–  http://www.sevillasi.com/noticias/988/espadas-denuncia-falta-de-mantenimiento-en-parques-por-fallos-del-macrocontrato#.VEzeBSJwuA8

Para la descripción de las especies botánicas de interés: http://es.wikipedia.org/wiki/Wikipedia:Portada

–  http://sevillaciudad.sevilla.abc.es/juangarcia/norte/el-parque-miraflores-i-renueva-su-riego/

http://www.diariodesevilla.es/article/sevilla/1217653/vandalismo/azote/los/parques.html

 

 

 

 

 

Parque de Miraflores / Análisis descriptivo

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

 

 

 

1. Estudio del emplazamiento: planos, mapas y fotografías aéreas

En este apartado vamos a visualizar un conjunto de imágenes tanto aéreas como mapas e incluso planos sobre la situación del parque de Miraflores que en una primera instancia, nos sirvan para ver su localización en la ciudad de Sevilla, distribución interna y dimensiones generales, groso modo, antes de entrar a analizar cada aspecto con más profundidad.

En estas dos primeras capturas a vista de satélite y mapa respectivamente, podemos ver los límites del parque marcados por una línea roja.

Observamos que el recinto del parque limita al norte con el psiquiátrico de Pino Montano y la Ronda Supernorte, al oeste con la barriada de Las Almenas, la avenida de La Mujer Trabajadora y la calle Cortijo de las Delicias; al este con el Polígono Store y al sur con la Carretera de Carmona.

1

Fig. 1: Captura de pantalla de la zona. (Fuente: Google Maps)

 

2

Fig. 2: Captura de pantalla de la zona. (Fuente: Google Maps)

 

En la siguiente fotografía aérea podemos observar casi la totalidad del terreno a vista de pájaro. Cabe destacar que el parque está dividido en dos zonas construidas en distintos momentos históricos, las cuales hablaremos largo y tendido y en profundidad más adelante; Miraflores Norte y Miraflores Sur, separadas entre sí por la Ronda Urbana Norte.

3

Fig.3: Instantánea a vista de pájaro. (Fuente: jardines de Sevilla)

 

Otra vista más detallada de esta división se muestra en la siguiente captura de Google Maps.

4

Fig.4: Captura de pantalla de la zona. (Fuente: Google Maps)

 

Por último, para cerrar este punto, vemos a continuación un plano sobre la localización de las especies botánicas de mayor relevancia y su distribución interna, sin entrar a nombrarlas aún; eso lo haremos posteriormente. En este plano también podemos observar la organización del parque.

5

Fig.5: Plano botánico. (Fuente: jardines de Sevilla)

 

 

 

 

 

  1. Origen histórico del espacio verde

El parque de Miraflores es un parque diferente, en el sentido de que fue la acción organizada de los propios vecinos lo que impulsó la creación del parque y la que exigió que su diseño respondiera a las necesidades de la zona con el desarrollo de programas sociales que pudieran realizar las personas de los barrios colindantes. Cabe resaltar que es el mayor parque de Sevilla, con una extensión de unas 90 Ha aproximadamente, y se ha convertido en un importante núcleo sociocultural que agrupa a los vecinos de los barrios que existen en torno a esta zona.

El parque se construyó en dos fases y como se comentó anteriormente, en momentos históricos muy diferentes: La primera fase (Miraflores Sur) se ejecutó en los años 80, y la segunda fase (Miraflores Norte) se construyó al final de la primera década del siglo XXI. Entre ambas ejecuciones se construyó la Ronda Urbana Norte que enlazaba los extremos de la ronda de circunvalación SE-30: el parque quedaba entonces dividido en dos por una vía de circulación de vehículos.

Hasta que comenzaron las obras, la zona ocupada por el parque Miraflores era un área rural con huertas y pequeñas construcciones.

El Plan General de Ordenación Urbana calificó como verde en 1962 esta zona aunque posteriormente a principios de los años 70, debido a la edificación de algunos núcleos urbanos se había convertido en un vertedero de escombros.

En 1983, los núcleos de vecinos más activos constituyen el Comité Pro Parque Educativo Miraflores y toman conciencia de la necesidad de iniciar la construcción del parque e inician contactos con las autoridades municipales, a la vez que denuncian y paralizan el vertido de escombros que se producía de forma incontrolada en la zona.

Los ciudadanos elaboran entonces su propio proyecto con el objetivo de crear un parque que sea mucho más que una zona verde, que tenga carácter participativo, cultural y educativo y que responda a sus necesidades sociales.

En 1984 comienza la remodelación del territorio con obras para eliminar los escombros de la zona y la posterior configuración topográfica.

En 1985, el Comité Pro Parque envía al Ayuntamiento documentación sobre los restos arqueológicos e históricos que existen en la zona, solicitando que sean catalogados de interés histórico y que queden integrados en el parque.

En 1986 comienzan las plantaciones y en 1987 concluyen las primeras obras de acondicionamiento de los terrenos; nace así un nuevo parque en la ciudad de Sevilla, el Parque Miraflores.

Cabe mencionar que en los años 90 se comenzó a realizar un programa de restauración de los bienes históricos y culturales del parque y es en 1996 cuando se declaran Bienes de Interés Cultural.

A continuación se muestra una imagen de un cartel que conmemora este hecho.

6

Fig.6: Cartel explicativo. (Fuente: jardines de Sevilla)

Con la llegada de la EXPO 92 a Sevilla, se necesitó la realización de un nuevo plan de comunicación de carreteras para facilitar el acceso a la ciudad a la ingente cantidad de visitantes que se esperaba vinieran a Sevilla; se construyó así la Ronda Urbana Norte con el fin de unir los dos extremos de la SE-30, con la problemática de que se dividió drásticamente el  Parque Miraflores en dos áreas: la zona sur (ajardinada desde finales de los 80) y la zona norte (entonces, un descampado poblado de escombros).

En 2008 se realizan labores de remodelación del terreno y se instala sobre la SE-30 una extensa plataforma que une el parque existente (Miraflores Sur) con lo que iba a ser su ampliación (Miraflores Norte) proporcionando continuidad a ambas zonas.

La SE-30 quedó por debajo a modo de falso túnel. En 2009, cuando el parque aún no está terminado ni abierto, muchos vecinos entran en el parque en un intento de que las obras se agilicen. Abierto, sin vigilancia y sin mantenimiento, se producen destrozos y depósitos de basuras en el mismo.

Por fin en 2011 se inaugura el Parque Miraflores Norte (también denominado Miraflores II por ser resultado de la segunda fase de ejecución). Ambos parques quedan separados por la Ronda Urbana Norte y unidos por una gran plataforma peatonal horizontal.

El nuevo parque, con unas 45 hectáreas de extensión, no es más que la ampliación definitiva en la zona norte del parque previsto hacía décadas, pero cuya construcción sólo se realizó en la parte sur.

A continuación se muestran tres imágenes de dicha separación de las dos zonas, norte y sur, por la plataforma peatonal, una de ellas obtenida desde Google Maps, otra a vista de pájaro y la última tomada in situ.

7

Fig.7: Captura de pantalla de la plataforma. (Fuente: Google Maps)

8

Fig.8: Fotografía aérea de la zona. (Fuente: jardines de Sevilla)

 

9

Fig.9: Foto sobre la plataforma

Esta otra imagen de Google Maps muestra el discurrir de la Ronda Urbana Norte, es decir, justo debajo de la plataforma.

10

Fig. 10: Captura de pantalla de la SE-30. (Fuente: Google Maps)

 

 

3. Elementos singulares de la obra civil

Las principales obras civiles que se encuentran en el Parque Miraflores son la Hacienda o Cortijo Miraflores y la Huerta Albarrana, huertas que nada más y nada menos desde la época romana, suministraban alimentos y agua a Sevilla.

Es posible que el Cortijo o Hacienda Miraflores se construyese sobre restos islámicos pues en ella destaca una Torre Almohade, cuya construcción data del siglo XIII, así como los restos de una Villa Rural romana (siglos I y II a. C), que, dada la gran fertilidad de estas tierras por el agua que proporcionaba el arroyo Tagarete, debió formar parte del conjunto de villas rurales que aprovisionaban a la ciudad. Cabe destacar que el edificio es posterior, ya que se levantó en el siglo XIV o XV.

El caserío de la Huerta de la Albarrana, que posiblemente data del XIX, fue demolido en su totalidad en 1986. Sobre sus restos se levantó en 1997 un nuevo edificio.

 

A continuación se muestran varias instantáneas de la Hacienda y de la huerta.

13

Fig. 11: Foto de la zona. (Fuente: jardines de Sevilla)

12

Fig.12: Foto del cortijo. (Fuente: jardines de Sevilla)

11

Fig.13: Foto del Cortijo desde otro ángulo. (Fuente: jardines de Sevilla)

14

Fig.14: Torre Almohade. (Fuente: jardines de Sevilla)

15

Fig.15: Torre Almohade desde otra perspectiva. (Fuente: jardines de Sevilla)

 

 

Entre otras estancias, el caserío disponía de casa del capataz, caballerizas y molino de aceite. El molino de aceite, con su característica torre de contrapeso, se construyó en el siglo XVIII, confiriendo al cortijo el papel de hacienda de olivar. El molino dejó de funcionar en torno a 1930.

16

Fig.16: Torre de contrapeso del molino. (Fuente: jardines de Sevilla)

En esta curiosa foto podemos observar una pequeña ventana de estilo medieval.

17

Fig.17: Ventana medieval. (Fuente: jardines de Sevilla)

Muy cerca de esta edificación se encuentra el secadero de tabaco, que fue levantado a mediados del siglo XX.

18

Fig. 18: Secadero de tabaco. (Fuente: jardines de Sevilla)

19

Fig.19: Secadero de tabaco. (Fuente: jardines de Sevilla)

Otra de las obras civiles importantes es la Casa de Las Moreras.

20

Fig. 20: Casa de las moreras. (Fuente: jardines de Sevilla)

21

Fig. 21: Casa de las moreras. (Fuente: jardines de Sevilla)

Junto a esta existe un pozo noria y la alberca correspondiente, construidos hace unos 400 años (posiblemente a principios del siglo XVII). La noria, de tracción animal, sacaba agua del pozo y la vertía en la alberca de donde partía una acequia de riego. La noria es una reconstrucción actual de la original.

En época árabe se creó un eficaz sistema de regadío formado por pozos con noria, albercas para almacenar el agua extraída y acequias para distribuirla. El equilibrio en este sistema hidráulico se conseguía gracias a la red de conductos subterráneos que comunicaba las aguas de los diferentes pozos.

Aunque hubo tal sistema de pozos, norias y aljibes antaño, los restos que se conservan en el parque son más modernos pues su fábrica original corresponde al siglo XVI, XVII y XVIII.

A continuación diversas fotos ilustrativas.

22

Fig. 22: Noria. (Fuente: jardines de Sevilla)

23

Fig. 23: Noria desde otra vista. (Fuente: jardines de Sevilla)

24

Fig. 24: Noria. (Fuente: Google)

25

Fig. 25: Entrada al aljibe.

26

Fig. 26: Parte superior del aljibe.

Desde la fuente que existía en la Finca de la Albarrana (que era propiedad del Hospital de la Sangre o de las Cinco Llagas) partía un sistema de canalización que llevaba el agua hasta dicho hospital.  El sistema estuvo funcionando hasta 1714, año en el que el Hospital perdió la propiedad de la huerta, aunque las cláusulas de compraventa de la finca imponían la conservación del sistema de conducción de agua y su libre disposición para el hospital, cualquiera que fuera el nuevo propietario de la finca, lo que ha permitido que el pozo y el aljibe lleguen hasta nuestros días.

Se diseño un complejo sistema hídrico con la construcción de varias arcas de agua, de las que se conservan tres. Las arcas son depósitos de agua construidos en ladrillo, cubiertos por bóvedas de cañón, con puerta de acceso, que captan el agua del manantial, de escorrentía y del pozo noria mediante canalización subterránea.

 

A continuación una foto que muestra una de estas arcas.

27

Fig. 27: Arca de agua. (Fuente: jardines de Sevilla)

28

Fig. 28: Arca de agua.

Otra obra civil importante que se encuentra en este parque es el Puente Alcantarilla, el único que se ha conservado de los nueve puentes que cruzaban el arroyo Tagarete en un principio.

 

Puente construido en ladrillo, estuvo enterrado bajo la carretera del antiguo camino de Miraflores durante muchos años.

La construcción del puente alcantarilla puede establecerse entre finales del siglo XV, y aunque ha sufrido profundas reformas a lo largo de la historia, la fábrica original ha llegado a nuestros días.

Tras el terremoto de Lisboa de 1755, el puente tuvo que remodelarse para paliar los daños provocados en su estructura.

En 1898, para evitar que quedara cortado durante las crecidas del Tagarete, el puente sufre una profunda remodelación: se eliminan las pendientes de sus rampas soterrándolas, se coloca un nuevo tablero sobre la construcción original y se instalan barandillas de hierro.

En el periodo de 1936-1961, para permitir la circulación de vehículos, se realizan nuevas modificaciones: mayor soterramiento de la estructura original y colocación de un nuevo tablero superior.

En los años 80, para solucionar de forma definitiva que la ciudad de Sevilla volviera a inundarse, se realiza la última remodelación de la red fluvial de Sevilla, con la desviación de los arroyos Tagarete y Tamarguillo unidos en un solo caudal. El cauce del Tagarete quedaba definitivamente desprovisto de agua en la zona del Parque Miraflores; tan sólo recogía el agua de las huertas. El puente pierde funcionalidad, y la calzada que lo cruza lo deja prácticamente enterrado bajo varias capas de asfalto.

Fue en 1996, al realizarse la excavación para recuperar el antiguo cauce del arroyo Tagarete que atravesaba en épocas pasadas el parque, cuando se descubrió que la estructura del puente se había conservado bajo el tablero del puente que existía en esa zona. Tras desmontar las estructuras modernas y realizar labores de desenterramiento, el puente alcantarilla original quedó al descubierto en 1997.

En la siguiente imagen se muestra perfectamente de manera esquemática todas las fases explicadas por las que ha pasado el puente.

29

Fig. 29: Fases de construcción del puente (Fuente: jardines de Sevilla)

30

Fig. 30: Puente alcantarilla

31

Fig. 31: Selfie cercano al puente

32

Fig.32: Puente alcantarilla. (Fuente: jardines de Sevilla)

33

Fig. 33: Parte superior del puente. (Fuente: jardines de Sevilla)

Para finalizar el apartado citaremos las últimas obras civiles destacadas, son en este caso, un canal artificial y dos lagunas (una grande y otra chica), en el Parque Miraflores Sur y otro canal artificial que drena en otra laguna pequeña en el Parque Miraflores Norte.

Comenzando por Miraflores Sur, diremos que este canal discurre por el antiguo cauce del arroyo Tagarete y drena en la laguna grande; decir que esta laguna es la única natural urbana en Sevilla; provista de una variopinta fauna de patos y gansos para el disfrute de los más pequeños. La laguna pequeña, al igual que la grande, tiene su origen en la depresión creada por la extracción de materiales realizada antes de la ejecución del parque. El sistema está interconectado y alimentado por el agua de manantiales y pozos del propio parque.

Ilustramos este párrafo con las siguientes imágenes.

34

Fig. 34: Laguna grande

35

Fig. 35: Canal de agua

36

Fig. 36: Laguna pequeña

37

Fig. 37: Terminación del canal en juego de cascadas

Por último, algunas imágenes del canal y la laguna del Parque Miraflores Norte.

38

Fig. 38: Laguna y canal. (Fuente: jardines de Sevilla)

39

Fig. 39: Laguna (Fuente: jardines de Sevilla)

40

Fig. 40: Laguna (Fuente: jardines de Sevilla)

 

 

 

 

 

4. Composición vegetal más importante

El Parque Miraflores presenta una amplia variabilidad de especies vegetales en su interior, es por ello que describiremos aquí algunas de las más representativas.

No sin antes hacer un completo listado de todas las especies vegetales que en él se encuentran.

41

42

43

-Eucalipto (Eucalyptus): Género de árboles perteneciente a la familia de las mirtáceas. Los eucaliptos son árboles perennes, de porte recto.  La corteza exterior (ritidoma) es marrón clara con aspecto de piel y se desprende a tiras dejando manchas grises o parduscas sobre la corteza interior, más lisa.

44

Fig. 44: Eucalipto

-Pino piñonero (Pinus Pinea): Es una especie arbórea de la familia de las pináceas. Su nombre, «pino piñonero», proviene de que produce como semilla grandes piñones consumidos por la humanidad desde tiempos inmemoriales. El pino piñonero crece para después abrirse mediante ramas de similar grosor en una copa redondeada y achatada, en forma de sombrilla. La superficie del tronco se caracteriza por disponer de placas de color grisáceo, separadas por grietas rojizas.

45

Fig. 45: Pino piñonero

 

-Tipuana (Tipuana Tipu): Árbol con flores perteneciente a la familia Faboideae. Árbol tardíamente caducifolio, alcanzando 10-25 m de altura en cultivo, con la copa densa, amplia y extendida y con las últimas ramillas péndulas; tronco grueso, con la corteza de color gris oscuro, resquebrajada longitudinalmente y más tarde dividida en placas persistentes.

46

Fig. 46: Tipuana

-Morera (Morus alba): Árbol perteneciente a la familia de las moráceas. Árboles de hasta 15 m de altura, con ramas jóvenes grisáceas. Infrutescencias (sorosis) de la longitud de sus pedúnculos (2,5 por 1 cm), blancas o blanco-rosadas, que son las moras.

47

Fig. 47: Morera

-Falso Pimentero (Schinus molle): Árbol de hojas perennes perteneciente a la familia Anacardiaceae. Son árboles de tamaño pequeño a mediano, que alcanzan un tamaño de hasta 15 m metros de alto y 30 cm de diámetro, ramas colgantes, corteza exterior café o gris, muy áspera, exfoliante en placas largas.

48

Fig. 48: Falso pimentero.

-Sófora (Styphnolobium japonicum): Árbol perteneciente a la familia Faboideae. De fuste erecto,  crece lentamente de 5 a 10 m de altura, porte elegante, tronco con corteza arrugada según líneas tortuosas, ramas de ejemplares más jóvenes, son verde brillante. Plantado en numerosas ciudades para el adorno de sus calles y parques.

49

Fig. 49: Sófora

-Plátano de sombra (Platanus x hispanica): Es un árbol híbrido de imponente porte que alcanza los 35 m de alto, perteneciente a la familia de las platanáceas. De origen incierto, es común en los parques y jardines de todas las ciudades de las zonas templadas del mundo.

50

Fig. 50: Conjunto de plátanos de sombra

-Aromo blanco (Leucaena leucocephala): Aromo es el nombre común con el que se conoce a varias especies de árboles pertenecientes al género Acacia de la familia de las leguminosas (Fabaceae, Mimosoideae). Se caracterizan por tener flores de color amarillo intenso, pequeñas, dispuestas en cabezuelas o racimos, muy perfumadas. Son de las primeras especies en florecer al inicio de la primavera o hacia finales del invierno.

51

Fig. 51: Aromo blanco (Fuente: Google)

-Adelfa (Nerium oleander): Única especie aceptada perteneciente al género Nerium, de la familia Apocynaceae. Son árboles o arbustos de hasta 6 m de altura, perennifolios. Las hojas son linear lanceoladas o estrechamente elípticas, opuestas o verticiladas.  Las inflorescencias, encimas corimbiformes paucifloras, terminales, están compuestas por flores, bracteadas y pediceladas.

52

Fig. 52: Adelfa

-Higuera (Ficus carica): Es un árbol de pequeño porte o un arbusto de la familia de las moráceas (Moraceae), una de las numerosísimas especies del género Ficus. Originario de Asia sudoccidental, crece ahora espontáneamente en torno al Mediterráneo y en otras regiones del mundo. Se puede ver en abundancia en las medianas de las carreteras.

53

Fig. 53: Conjunto de higueras

 

-Magnolio (Magnolia glandiflora): Es un árbol perennifolio que puede llegar a más de 35 m de altura, ramificado desde la extrema base. Las hojas son simples, ampliamente ovadas, de 12-20 cm de longitud y 6-12 cm de ancho con los márgenes enteros, de color verde oscuro y textura coriácea que se tornan pardos cuando llega el invierno, manteniéndose hasta que las nuevas las reemplazan en primavera. Las fragantes flores son grandes y de color blanco alcanzando los 30 cm con 6-12 pétalos y textura cerosa.

54

Fig. 54: Magnolios

-Olivo (Olea europaea): Es un árbol perennifolio, longevo, que puede alcanzar hasta 15 m de altura, con copa ancha y tronco grueso, retorcido y a menudo muy corto. Corteza finamente fisurada, de color gris o plateado. Hojas opuestas, de 2 a 8 cm de largo, lanceoladas con el ápice ligeramente puntiagudo, enteras y coriáceas.

55

Fig. 55: Conjunto de olivos

 

 

 

 

5. Paisaje del entorno

El Parque Miraflores está enclavado en el Distrito Macarena, zona mayormente obrera y plagada de núcleos residenciales.

El parque se encuentra flanqueado al oeste por el núcleo residencial de Las Almenas y Parqueflores. Una zona donde podemos encontrar colegios y numerosas tabernas de barrio.

56

Fig. 56: Avenida colindante al parque

57

Fig. 57: Conjunto de calles cercanas

58

Fig. 58: Colegio cercano

Si caminamos un poco más hacia el norte nos encontramos con que el parque se divide en dos por la Ronda Urbana Norte; seguida a esta nos encontraríamos con el barrio de Pino Montano. Un barrio puramente obrero y donde curiosamente numerosas de sus calles tienen nombres de oficios.

Al este, el Parque Miraflores limita con el Polígono Store; una zona en constante movimiento debido a que en ella se encuentran numerosas naves de trabajo, establecimientos tales como Badía o Tiendas Aurgi, e incluso gimnasio. Un polígono industrial tremendamente grande el cual vuelve a desembocar en la Ronda Urbana Norte.

59

Fig. 59: Polígono Store

Por último, en su vertiente sur, el Parque Miraflores limita con la Carretera de Carmona y sus respectivos núcleos residenciales colindantes.

 

 

6. Contexto poblacional, social y ambiental

 

El Parque de Miraflores está enclavado en el Distrito Macarena de Sevilla; es primordial para un buen diseño de las zonas, caminos, accesos al parque, actividades que se van a realizar, así como un amplio etcétera, conocer la población existente en esa zona.

Saber si una determinada población está muy envejecida, si hay multitud de niños o el sexo de la población, son datos fundamentales; para ello, se adjunta una gráfica que ilustra todo lo anteriormente comentado.

60

Fig. 60: Pirámide de población. Datos referidos al año 2014

De esta grafica podemos dilucidar que la mayor parte de la población se encuentra entre 30 y 54 años, con un pico considerable a tener en cuenta en las mujeres de entre 65 y 69 años.

Un dato curioso a observar es que a partir de los 50 años de edad la población masculina cae bruscamente y predomina la femenina.

Cabe destacar también que nacen más niños que niñas manteniéndose esta tendencia masculina hasta aproximadamente los 35 a 39 años de edad.

A continuación se muestra otra gráfica de la evolución de la población total de esta zona en los últimos tres años.

61

Fig. 61: Evolución de la población durante los años 2012, 2013 y 2014.

Vemos claramente que la población sigue una clara tendencia decreciente en los últimos años.

Como hemos mencionado al principio, todos estos datos tendrán un papel muy destacado a la hora de diseñar las distintas actividades que ofrecerá el parque a sus visitantes, así como instalaciones adecuadas a las necesidades de los mismos en función de su edad, ya sea columpios para niños o circuitos bio-saludables para personas de la tercera edad.