JARDINES DE MURILLO Y PASEO DE CATALINA DE RIBERA. SEVILLA. ANÁLISIS CRÍTICO. RGD. 2015-2016.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

ANÁLISIS CRÍTICO

 

ESTILO ACTUAL

Tanto los jardines de Murillo como el Paseo Catalina de Ribera conservan su estilo original solo realizando en ellos pequeñas modificaciones, por ejemplo, la instalación de una zona de recreo infantil  en uno de los extremos del Paseo. Esto nos muestra que está diseñado o modificado para que disfruten de él personas de diferentes edades, desde pequeños hasta adultos.

fig. 1. Parque infantil de nueva construcción en paseo Catalina de Ribera. Fuente: Propia.

fig. 1. Parque infantil de nueva construcción en paseo Catalina de Ribera. Fuente: Propia.

 

 

USO DEL ESPACIO

El espacio está repartido en ambas zonas está repartido de manera muy clara.

Por lo que le corresponde al Paseo Catalina de Ribera, tiene su eje central bien marcado y sus dos ejes secundarios adyacentes, como ya hemos mencionado en el análisis descriptivo. Su principal función es la de transito para turistas y resisdentes locales, de ahí que se diseñara a lo largo de una línea recta, en el también podemos encontrar una zona infantil, mostrada en la imagen anterior, donde mientras los padres disfrutan de la tranquilidad y armonía del lugar, los pequeños se encuentran distraídos en la zona del parque infantil. Los monumentos que podemos encontrar en el paseo se encuentran a la mitad de éste, donde nos encontramos con una gran fuente en el eje central donde se encuentra el homenaje a Colón y  frente a esta, en la muralla que separa el paseo de los jardines del Alcázar se encuentra el homenaje a Catalina de Ribera, También en forma de fuente y pintura parietal. En general el Paseo cuenta con zonas amplias que cuenta con un piso de albero fino, con pocas zonas verdes, principalmente arboleda y setos. Todo ello se encuentra principalmente en las líneas longitudinales al paseo que marcan la separación de los diferentes ejes.

Los jardines de Murillo por su distribución más recogida y con mayor cantidad de vegetación, dan la sensación de proporcionar más intimidad y refugio que en el paseo, sus principales estandartes son la glorietas, diseñadas de forma encadenadas y sobre todo la que está dedicada al escrito Juan García Ramos. Entre sus grandes arboledas podemos encontrar una vivienda, la cual no tengo constancia de la función que toma en estos momentos dentro de la zona del jardín, pero tengo la sensación de que pudo ser diseñada para la persona que estuviera al cuidado de estos jardines.

fig. 2. Glorieta en homenaje al escritor Juan Garcia y Ramos. Fuente: Propia.

fig. 2. Glorieta en homenaje al escritor Juan Garcia y Ramos. Fuente: Propia.

CIRCULACIONES Y ACCESOS

Ya se ha nombrado la clara distribución que toma el Paseo Catalina de Ribera y por tanto cuenta con dos entradas principales en los extremos, otra por la Av. De Menéndez Pelayo  y otras dos en la calle de Nicolás Antonio, que es la que corta de forma perpendicular al paseo en dos. El paseo cuenta con la presencia de algunas puertas más, por ejemplo en la calle de Nicolás Antonio, pero se encuentra en la mayoría de la veces cerradas. Esto mismo ocurre con los jardines de Murillo. También sufre la división en dos por dicha calle, en la que se encuentran dos puertas, una en cada lado de la acera y al comienzo de la calle cuando desemboca de la plaza de Santa Cruz. A los jardines de Murillo podemos acceder por otra puerta que dispone en la intersección con la calle Agua y por la plaza de Refinadores, aunque también podemos acceder desde el paseo Catalina de Ribera.

En cuanto al pavimento se refiere, el Paseo cuenta tanto con pavimento de Fábrica, como con albero, siendo más abundante este último.

IMG_7081

fig. 2. Paseo Catalina de Ribera, zona de albero. Fuente: Propia.

IMG_7160

fig. 3. Paseo Catalina de Ribera, zona con pavimento de fabricados. Fuente: Propia

Los jardines de Murillo cuentan con las inmediaciones de pavimento fabricado y en su interior con suelo de tierra bien compactado. Estos caminos no tienen un diseño tan lineal y largos como en el caso del paseo, son más cortos y como más entrelazados unos con otros, acabando o partiendo de las principales glorietas en una de las zonas de estos jardines.

IMG_7174

fig. 4. Interior de los jardines de Murillos con caminos de losas. Fuente: Propia.

IMG_7184

fig. 5. imediaciones de los jardines de Murillo con pavimento de losas. Fuente: Propia.

IMG_7181

fig. 6. Interior de los jardines de Murillo con caminos de albero. Fuente: Propia.

CONSERVACIÓN Y MANTENIMIENTO.

Uno de los días que realicé la visita, coincidió que se estaba realizando tanto la poda de algunas palmeras, como la tala de una de ellas probablemente por el ataque del picudo rojo, como podemos ver el la imagen siguiente. Pero lo que pude observar y preveo, ya que no pude acceder a los operarios porque tenía la zona totalmente acordonada y no permitían el acceso, se trata de una empresa ajena al ayuntamiento, y digo esto, porque los vehículos que utilizaban no contaban con los logos del Ayuntamiento como normalmente vemos, en el caso de mantenimiento de parque y jardines.

fig. . Tala de una palmera por el ataque del Picudo. Fuente: Propio.

fig. 7. Tala de una palmera por el ataque del Picudo. Fuente: Propio.

En general el conjunto, jardines y paseo, se encuentra en buenas condiciones, a excepción de algunos detalles, por ejemplo, la presencia de malas hierbas en algunas zonas verdes de los jardines de murillo, al igual que la presencia irregular de setos en algunas zonas del mismo. En el Paseo Catalina de Ribera podemos ver algunas zonas verdes con nacencia irregular, Algunos troncos de árboles cortados, la falta de poda en algunos setos que impiden el uso de inmobiliario del paseo, etc. Aunque reitero que en general presentan un buen aspecto, el Paseo mejor que los jardines, pero en global es aceptable.

IMG_7159

fig. 8. Zona verde en el paseo Catalina de Ribera con falta de homogeneidad. Fuente: Propia.

IMG_7171

fig. 9. Mobiliario en casi desuso por falta de poda de la vegetación parietal en paseo Catalina de Ribera. Fuente: Propia.

IMG_7183

fig. 10. Presencia de malas hierbas en los perterres de los jardines de Murillo. Furntr: Propia.

Una de las notas negativas que más me ha llamado la atención ha sido la presencia de heces de perros que se veían tanto en los jardines como en el paseo, de hecho fui testigo de cómo paseaban sus mascotas muchas personas, para que estos hicieran sus necesidades por allí, sin importarles el lugar donde lo hicieran, en la figura numero 11, se aprecia como una persona saca a pasear por el parque a varios perros sueltos, sin controlar donde hagan sus necesidades.

fig. . Perros sueltos por el parque, realizando sus necesidades en cualquier zona. Fuente: Propia.

fig. 11. Perros sueltos por el parque, realizando sus necesidades en cualquier zona. Fuente: Propia.

Para la conservación del buen estado de estos jardines, he visto que se realizan algunos tipos de tratamientos fitosanitarios, como la inyección de troncos en palmeras para combatir al picudo.

fig. 12. Inyección del tratamiento contra Picudo en palmeras. Fuente: Propia.

fig. 12. Inyección del tratamiento contra Picudo en palmeras. Fuente: Propia.

MOBILIARIO URBANO Y JUEGOS INFANTILES.

Refiriéndonos al apartado de juegos infantiles, ya nombramos al comienzo del análisis crítico que  se incorporó recientemente una zona para los más pequeños en uno de los extremos del paseo, el cual cuenta con varias zonas para la diversión de los niños, como podemos observar en la figura 13.

fig. 13. Zona del parque infantil. Fuente: Propia.

fig. 13. Zona del parque infantil. Fuente: Propia.

En el paseo catalina de ribera la mayoría del mobiliario es de acero, tanto bancos, farolas, papeleras,  y presentan una imagen más que aceptable, como se aprecia en la figura 14. En cuanto al mobiliario de los jardines de Murillo, los bancos son de material, forrados con azulejos, algunos presentan mal estado por el paso de los años, en las glorietas también podemos observar posibles actos vandálicos, ya que las fuentes parecen ser que están arrancadas, como podemos apreciar en la figura 15.

fig. 14. Bancos y papeleras del paseo Catalina de RIbera. Fuente: Propia.

fig. 14. Bancos y papeleras del paseo Catalina de RIbera. Fuente: Propia.

IMG_7099

fig.15. Fuente arrancada por posibles actos vandálicos. Fuente: Propia.

 

 

 

JARDINES DE MURILLO Y PASEO CATALINA DE RIBERA. SEVILLA. ANÁLISIS DESCRIPTIVO.RGD.2015-2016

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

ANÁLISIS DESCRIPTIVO

 

ESTUDIO DEL EMPLAZAMIENTO

Tanto Los Jardines de Murillo, como El paseo Catalina de Ribera se encuentran situados en el casco antiguo de la Ciudad de Sevilla,  concretamente entre la Avenida Menéndez Pelayo, la muralla de los Jardines de los Reales Alcázares de Sevilla y el barrio de Santa Cruz. Como bien podemos ver se trata de una zona verde en el interior de la vía urbana. El conjunto ajardinado de Los jardines de Murillo y el Paseo Catalina de Ribera, se divide en dos espacios diferentes a pesar de ubicarse dentro del mismo recinto, por un lado Los Jardines de Murillo y por otro, Paseo de Catalina de Ribera, contando estos con una extensión de 8.500 m2  y de 18.250 m2, respectivamente.

En la siguiente imagen podemos apreciar cómo se distribuyen en el espacio el conjunto ajardinado.

fig.1. Localización del recinto dentro de la ciudad de Sevilla. Fuente: Google maps

fig.1. Localización del recinto dentro de la ciudad de Sevilla. Fuente: Google maps

Sin título piramidfUENTE: GOOGLE MAPS. JARDINES DE MURILLO Y PASEO DE CATALINA DE RIBERA

fig. 2. Localización de ambas zonas ajardinadas. Fuente: Google Maps.

ORIGEN HISTÓRICO

Ambas zonas tienen su origen en una cesión de terrenos realizadas por los Reales Alcázares a la Ciudad de Sevilla (Sevillapedia, 2014). Hablaremos de ellos de forma individual:

Paseo Catalina de Rivera:

Todo se remonta al siglo XIX, concretamente en 1862, año en el cual se realiza la cesión de la llamada “Huerta del Retiro del Alcázar”. El primer nombre que recibió tras un primer proyecto de ajardinamiento fue “Paseo de los Lutos” (Sevillapedia, 2014), el cual pasó posteriormente a tomar  su nombre actual. En el año 1920, el arquitecto Juan Talavera y Heredia realiza el diseño del paseo con vistas a la exposición ibero americana de Sevilla, dicho diseño es el que se conserva en la actualidad.

Jardines de Murillo:

La cesión de lo que hoy conocemos como Jardines de Murillo, perteneciendo este terreno también a la “huerta del Retiro del Alcázar”, de forma concreta , la zona noroeste de esta. Tras la cesión de estos terrenos se construyó un muro nuevo de cerramiento en los jardines del Alcázar. Estos jardines fueron también diseñados por el arquitecto Talavera y Heredia, años antes que el Paseo de Catalina de Ribera, ya que  este se diseñó en el año 1911 (Sevillapedia, 2014).

 

ELEMENTOS SINGULARES DE OBRA CIVIL

El diseño en planta del paseo de Catalina de Ribera muestra una clara disposición longitudinal, creada para el tránsito, mientras que en el caso de los jardines de Murillo, por su ubicación y diseño, responde a un recinto más tranquilo.

El paseo presenta una estructura basada en tres ejes, un eje principal y dos ejes secundarios dispuestos en paralelo y a ambos lados del eje principal. Estos se configuran parterres delimitados por pretiles de fábrica y azulejería. Nos podemos encontrar con dos fuentes a lo largo del paseo, una de ellas es una fuente monumental justamente en el punto intermedio del eje central del Paseo, fuente de grandes dimensiones en la que se puede observar un homenaje tanto a Cristóbal Colón, como a los Reyes Católicos, puesto que en el centro de la misma se alzan dos grandes columnas en las que en su punto más alto se encuentra la figura de un león y en la zona media de dichas columnas nos encontramos con las proas de las carabelas. El arquitecto Talavera fue el encargado de diseñar dicho monumento, llevando a cabo su ejecución el escultor Lorenzo Coullaut Valera. El motivo por el que fuera dedicado a Cristóbal Colón fue en consonancia con los eventos de la Exposición Iberoamericana de 1929, fecha en la que se llevo a cabo su construcción.

Otra de las fuentes con las que nos podemos encontrar en el Paseo está muy cercana a la anteriormente descrita y se trata de una fuente parietal, adjunta al muro de cerramiento de los jardines del Alcázar. Esta se encuentra adosada al muro de cerramiento de los jardines del Alcázar, estando en este caso esta dedicada a Catalina de Ribera, siendo benefactora de la Ciudad al realizar la fundación del Hospital de las Cinco Llagas. Esta fuente fue diseñada también por el arquitecto Talavera y Heredia, posee una estructura arquitectónica neomanierista y cuenta con pinturas alusivas a la dama realizadas por el pintor sevillano Juan Miguel Sánchez.

FUENTE: Propia. Monumento a Catalina de RIbera

fig. 3. Fuente parietal en homenaje a Catalina de Ribera. Fuente: Propia.

FUENTE:Propia: Monumento a Cristóbal COlón en eje central del paseo

fig. 4. Eje central del Paseo Catalina de Ribera. Fuente: Propia.

FUENTE: propia. Entrada por la calle San Fernando

fig. 5. Una de las entradas al Paseo Catalina de Ribera. Fuente: Propia.

En el caso de los jardines de Murillo en la visión en planta del mismo podemos observar como presenta una estructura basada en caminos en retícula formados mediante setos y pavimentos. Estos llevan a la creación de glorietas en sus encuentros. Las glorietas presentan una planta octogonal y están compuestas por bancos de fábrica recubiertos de azulejería, disponen de fuentes centrales. Los parterres o jardines que los rodean están formados por diversa vegetación dándole un toque íntimo al lugar.

De las glorietas mencionadas anteriormente destaca una de ellas, dedicada al pintor José García Ramos, esta glorieta queda delimitada por muretes y arcos de entrada; los muretes están formadas por paños de azulejos, basados en obras famosas del pintor al que está dedicada esta glorieta. En las imediaciones de la glorieta se encuentra una construcción  que presenta un estilo regionalista con fines de vivienda. Esta zona ajardinada finaliza en la plaza Refinadores, la cual está presidida por una estatua de Don Juan Tenorio.

FUENTE:Propia. Glorietas de los jardines de Murillo

fig. 6. Eje en el que se central de conexión de las diferentes glorietas en los jardines de Murillo. Fuente: Propia.

FUENTE: Propia. Homenaje a José García Ramos, escritor.

fig. 7. Glorieta homenaje al escritor Juan García Ramos. Fuente: Propia.

 

ESPECIES VEGETALES MÁS IMPORTANTES

Para hablar de las especies vegetales que podemos encontrar en ambos espacios lo dividiremos en tres bloques:

1er Bloque: las especies vegetales comunes a ambas zonas:

Acacias, aligustres (Ligustrum japonicum), bonetero (Euonymus japonicus), celindas (Philadelphus coronarius), jazmines,  justicias (Justicia adhatoda),malvaviscos (Malvaviscus arboreus), naranjos, palmeras, robinias (Robinia pseudoacacia), sauzgatillo, trepadoras, tuyas

2º bloque: Vegetación que podemos encontrar de forma específica en el paseo de Catalina de Ribera: acacias negras (Gleditsia triacanthos); acantos (Acanthus mollis); adelfas (Nerium oleander). árboles de Júpiter (Lagerstroemia indica), de hojas redondeadas y color verde claro, y uno de los pocos capaces de soportar el periodo de verano sevillano; bosea (Bosea amherstiana), con flores verdosas y frutos carmesí; cañas de Indias; dombeyas (Dombeya x cayeuxii); duranta (Duranta repens); fresnos; jacarandas; mirto; nandinas (Nandina domestica), de flores blancas y frutos rojos; pacíficos (Hibiscus rosa-sinensis); palmera datilera (Phoenix dactylifera); palmeras de la suerte (Trachycarpus fortunei); plátanos (Platanus x hybrida); rosal trepador; y yucas (Yuca spp).

3º Bloque: vegetación que podemos encontrar individualmente en los jardines de Murillo: abelia; almeces; boj; budleyas amarillas; damas de noche (Cestrum nocturnum); durillos; espireas; Ficus, uno de los dos existentes, el más grande, es un árbol de las lianas (Ficus macrophylla) caracterizado por sus raíces aéreas que cuelgan desde sus ramas hacia el suelo; latanias; laureolas; madreselvas; magnolio (Magnolia grandiflora); mahonia (Mahonia japonica) de flores amarillas; margariteros; nandinas (Nandina domestica); palmeras canarias (Phoenix canariensis); parra virgen (Parthenocissus quinquefolia); pitosporos (Pittosporum tobira); sóforas; viburno; y washingtonias.

 

FUENTE: Propia. arbusto del paseo de catalina de Ribera

fig. 8. Plumbago auriculata en el paseo Catalina de Ribera. Fuente: Propia.

 

fig. 9. Ligustrum japonicum en paseo Catalina de Ribera. Fuente: Propia.

fig. 9. Ligustrum japonicum en paseo Catalina de Ribera. Fuente: Propia.

fig. 10. Conjunto de naranjos en las imediaciones de la vivienda en los jardines de Murillo. Fuente: Propia.

fig. 10. Conjunto de naranjos en las imediaciones de la vivienda en los jardines de Murillo. Fuente: Propia.

 

PAISAJE DEL ENTORNO

El paisaje que nos encontramos rodeando  tanto los jardines, como el Paseo, es un entorno urbano donde se pueden encontrar diferentes contrastes dependiendo del lugar en que nos encontremos en  las proximidades de los jardines. Podemos pasar de encontrarnos en el corazón del barrio de Santa Cruz, sumergidos en su paz y tranquilidad tan característica con sus callejones y plazas llenas de magia. Por otro lado Frente a la antigua Tabacalera, lo que hoy en día es el rectorado viendo pasear a los ciudadanos por la calle San Fernando o también podemos encontrarnos expuestos al caos del tráfico que circula por la Av. De Menéndez pelayo.

El lugar donde se encuentra ubicado estas zonas ajardinadas forman parte del casco antiguo y por tanto están envueltos de muchas zonas turísticas de ahí que estos jardines y el paseo sean tan conocidos y visitados tanto por los turistas como por residentes que o bien vivan cerca de él, o simplemente lo utilicen como vía de atajo.

CONTEXTO POBLACIONAL.

Sevilla cuenta con 696 676 habitantes en 2014. El municipio tiene una extensión de 140,8 km² y de 4900 km² el área metropolitana de Sevilla. Su casco antiguo es el más extenso de España y uno de los tres más grandes de toda Europa con 3,94 kilómetros cuadrados de extensión. El censo del distrito casco antiguo cuenta a fecha 01/01/15 con 59.277 habitantes, de estos 27.794 (46,89%) son varones y 31.483 (53,11%) son mujeres. Teniendo en cuenta el núcleo urbano su densidad de población es de 15.045 habitantes por km2.

La población muestra un descenso en los últimos años, de 2012 a 2015, de 1.160 habitantes.

La Pirámide demográfica no he conseguido encontrarla después de hacer innumerables busquedas por la web, que no fuera inferior a la de 2005.

 

OTRAS CONSIDERACIONES.

Podemos decir que el Paseo Catalina de Ribera y jardines de Murillo toma un cierto papel protagonista en las fechas de Semana Santa, pues algunos tronos de los que procesionan por las calles de Sevilla cruzan por él y llenan el momento de gran belleza. Es un lugar muy recomendado y en el que se puede disfrutar de la Hermandad de la Candelaria, aunque también otras como Redención también han tomado este itinerario.

maxresdefault

fig. 11. Procesión de la Hermandad de la Candelaria por el paseo Catalina de Ribera. Fuente: Google.

Los jardines de Murillo y el Paseo Catalina de Ribera se declaran bien de interés cultural con la categoría de jardín histórico de sevilla por el Decreto 103/2002, de 12 de marzo (wikipedia, 2014).