Jardines de Murillo y Paseo Catalina de Ribera. Sevilla. Análisis Crítico. LSF. 2015-2016

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

 

  1. Estilo Actual

El estilo de tanto los jardines de Murillo como el paseo de Catalina de Ribera es regionalista, casualmente este estilo llego a su máximo esplendor en Sevilla para la exposición iberoamericana de 1929 que fue el motivo con el cual se modificaron y habilitaron ambos jardines pero especialmente el paseo de Catalina de Ribera.1

En los jardines de Murillo, con un estilo más romántico que el paseo, podemos observar las fuentes y los bancos de azulejo de estilo neomudéjar. Se juega con el contraste entre el blanco y el azul en los azulejos cuadrados de los bancos, en las fuentes de mármol y en los azulejos rectangulares en el borde del arriate del paseo Catalina de Ribera. En el paseo, con espacios más abiertos cómo los jardines de estilo francés, gracias a la simetría de su distribución, a los azulejos en los arriates, la muralla y las baldosas orientadas diagonalmente se consigue potenciar una sensación de profundidad que incita a avanzar.

Imagen 13: Nótese el efecto óptico de profundidad de los azulejos blancos y azules, las baldosas dispuestas diagonalmente y la trepadora en la muralla

Imagen 13: Nótese el efecto óptico de profundidad de los azulejos blancos y azules, las baldosas dispuestas diagonalmente y la trepadora en la muralla. Elaboración propia.


  1. Regionalismo Historicista en Andalucía. Disponible en https://es.wikipedia.org/wiki/Regionalismo_historicista_en_Andaluc%C3%ADa

 

        2. Usos del Espacio

El paseo de Catalina de Ribera se compone de 3 corredores. El primero de ellos desde la muralla del Alcázar es el único con solería y es utilizado principalmente para el tránsito.

El corredor central ofrece la mejor perspectiva de la fuente monumento a Colón y es muy utilizado cómo lugar de juego para niños y mascotas. La mitad norte de este corredor dispone de instalaciones de juego para los niños y la mitad sur queda vacía y es utilizada cómo lugar de recreo de mascotas y sus dueños.

El tercer corredor es el que ofrece mayor intimidad del paseo, queda alejado y aislado por la vegetación de la principal zona de tránsito y del espacio de juego de los niños y mascotas. Queda aislado del exterior por una pantalla de vegetación que incluye jazmines y sauzgatillos que proporcionan olor y color. Este corredor es el menos visitado por los usuarios del parque y es frecuentado por personas sin hogar. La zona central del paseo la ocupa la fuente monumento a colón que impresiona por su altura que se ve favorecida por las dos columnas paralelas que la componen.

Por la mañana el paseo es utilizado cómo vía de paso y cómo punto estratégico para los voluntarios de Cruz Roja, ACNUR, encuestadores y grupos de turistas entre los que se abren paso los operarios de parques y jardines y el personal de mantenimiento. Por la tarde es cuando comienza a verse un uso más diverso y se pueden encontrar niños y mascotas por toda la extensión del paseo.

Imagen 14: Furgoneta de Parques y Jardines abriéndose paso entre los viandantes

Imagen 14: Furgoneta de Parques y Jardines abriéndose paso entre los viandantes. Elaboración propia.

Por la noche el paseo cae en desuso salvo cómo vía de paso y son los jardines de murillo los que ganan protagonismo. En los jardines de Murillo la densidad de vegetación es mayor está compuesto por pasillos más estrechos y sinuosos bajo la sombra de los ficus que proporcionan un ambiente más umbrío y fresco. Los caminos confluyen en pequeñas glorietas con fuentes en el centro aisladas visualmente del resto de los jardines por barreras vegetales y arquitectónicas cómo una barrera de cipreses podados en forma rectangular o bancos y muretes de azulejo cómo los que podemos encontrar en la glorieta José García Ramos. Sorprendentemente la afluencia de turistas dentro de estos jardines es muy esporádica y si acaso podemos encontrar a parejas o lectores en busca de un lugar silencioso y aislado pero a pocos metros del paso de la gente. Es una pena que ninguna de las fuentes de los jardines de Murillo funcione y estén vandalizadas ya que el sonido del agua podría embellecer más el lugar, especialmente por la noche antes del cierre del parque cuando la luz de las farolas junto al olor de la dama de noche (Cestrum nocturnum Linn.) crea un ambiente adecuado para la relajación o la lectura. En una de las glorietas se reúne regularmente un pequeño grupo de lectura de estudiantes extranjeros que aprovechan cualquier momento para desenvolverse mejor con en español.

En la calle Antonio el Bailarín, perpendicular al paseo de Catalina de Ribera podemos encontrar un colegio y dos puestos ambulantes orientados al turismo con bebidas, aperitivos y recuerdos.

          3. Circulaciones, Accesos y Cerramientos

Como se ha dicho anteriormente, el paseo de Catalina de Ribera se compone de 3 corredores longitudinales y paralelos entre sí pero sólo uno de ellos tiene solería, el resto del recinto tiene albero o grava fina (en las instalaciones de juego de los niños). Los caminos más estrechos y sinuosos de los jardines de Murillo están hechos de albero o ladrillo y la calle Antonio el Bailarín comparte la misma solería que el paseo de Catalina de Ribera.

Principalmente podemos acceder por 6 puntos.

  • Plaza Alfaro: Esta entrada la podríamos calificar cómo la más turística ya que es usada mayoritariamente por grupos de turistas que viene de ver las juderías del barrio de Santa Cruz recorriendo la parte exterior de la antigua muralla paralela a la calle Agua. La entrada está habilitada para discapacitados y cuenta con los dos puestos de venta ambulante.
  • Plaza de los refinadores: Es el acceso menos utilizado.
  • Calle Paseo Catalina de Ribera: Es la calle que da acceso por la cara norte al paseo del mismo nombre, de fácil acceso ya que a diferencia de los dos accesos anteriores no cuenta con desnivel, es usado principalmente como entrada o salida de los que usan el paseo cómo atajo y para acceder al parque infantil.
  • Avenida Méndez Pelayo: Es la entrada que sirve de acceso a los transeúntes procedentes de la cara oeste del recinto, la puerta principal se encuentra en la mitad del paseo Catalina de Ribera y desemboca delante de la fuente monumento a Colón.
  • Calle Nicolás Antonio: Es una calle abierta sólo al tráfico de los residentes que sirve de aparcamiento y atraviesa tanto los jardines de Murillo cómo el paseo de Catalina de Ribera desde la avenida Méndez Pelayo hasta la Plaza de Santa Cruz. Su uso prácticamente se reduce a los residentes que buscan aparcamiento o a los transeúntes que la cruzan atravesando el parque.
  • Calle San Fernando: Parece que este acceso es la principal vía de entrada para los transeúntes que usan el parque cómo vía de paso y es dónde se sitúan los voluntarios de distintas asociaciones y encuestadores.

 

DSC07470

Imagen 15: La entrada por la plaza Alfaro es la más utilizada por grupos de turistas que vienen o van a ver las juderías, es un punto estratégico para puestos de comida y artículos para turistas. Elaboración propia.

 

Además de las mencionadas, el paseo de Catalina de Ribera cuenta con otra entrada por la que se podría acceder al Alcázar pero está cerrada y diversas entradas que dan a la avenida Méndez Pelayo que están cerradas con cerrojo.

Imagen 16: Puerta cerrada que da a la avenida Méndez Pelayo

Imagen 16: Puerta cerrada que da a la avenida Méndez Pelayo. Elaboración propia.

El Recinto se encuentra vallado totalmente y tiene horarios de apertura y cierre (8:00 – 22:00 en invierno y 8:00-24:00 en verano según un cartel en cada entrada).

El vallado se levantó a finales de 1998 debido al vandalismo que sufrían los jardines y a que era usado para hacer “botellón” hasta que el 7 de noviembre de 1998 murió un hombre apuñalado.1


  1. S.F.F. (13/11/1998). Detenidos dos jóvenes por sendos crímenes en Sevilla. El Pais. Sevilla. Disponible en: http://elpais.com/diario/1998/11/13/andalucia/910912955_850215.html
           4. Estado de Conservación y Mantenimiento

Hay zonas del recinto que se encuentran en un estado lamentable cómo la glorieta de José García Ramos que tiene la fuente arrancada  y sus muros están vandalizados. Ninguna de las fuentes de los jardines de Murillo funciona y las del paseo de Catalina de Ribera no lo hicieron durante gran parte de la elaboración de este trabajo (hasta el 10 de octubre).

Imagen 17: Fuente de la glorieta José García Ramos

Imagen 17: Fuente de la glorieta José García Ramos vandalizada. Elaboración propia.

Imagen 18: Pintadas en la portada de la misma glorieta

Imagen 18: Pintadas en la portada de la misma glorieta. Elaboración propia.

Las zonas cercanas al perímetro del recinto están llenas de latas de comida para gatos y bandejas de plástico que dejan por las mañanas para alimentar a un grupo de gatos cada vez más numeroso que se refugia en el recinto y en un garaje cercano a la calle Cano y Cueto.

En el corredor que linda con la avenida Méndez Pelayo encontramos bancos rodeados de basura de todo tipo, desde bebidas alcohólicas hasta latas de comida. La gran afluencia de personas genera una cantidad de residuos para los que las papeleras distribuidas por el recinto se quedan cortas.

Imagen 19: Una de las papeleras llenas de botellas de plástico

Imagen 19: Una de las papeleras llenas de botellas de plástico. Elaboración propia.

Durante una de las visitas por la mañana, cayó una gran rama de un ejemplar de falsa acacia (Styphnolobium japonicum) y aunque no tiene por qué ser indicio de un mal mantenimiento, supone un riego en estos espacios tan frecuentados.

Imagen 20

Imagen 20: Rama de una falsa acacia caida por la mañana. Elaboración propia.

 

En el recinto hay varios ejemplares de palmera canaria que están siendo tratadas contra el picudo rojo (Rhynchophorus ferrugineus Olivier), unas tienen el sistema de inyección Ynjetc en formato de botella presurizada y otras en formato inBag que es más económico. El problema observado con el formato inBag es que al poco tiempo se deteriora y caen al suelo exponiendo los restos que puedan quedar del fitosanitario. Si el contenido se absorbe en 3 horas, como asegura el fabricante, no entiendo por qué no se retira una vez absorbido el producto tal y como indica el fabricante en las instrucciones de uso.1

DSC07430DSC07429

Imagen 21 y 22: Inyecciones en formato inBag degradándose. Elaboración propia.

Las palmeras, al ser monocotiledóneas carecen de crecimiento secundario y por tanto no pueden cerrar las heridas ocasionadas por los sistemas de inyección, lo ideal sería aplicar el tratamiento directamente sobre la palmera aunque también es verdad que esto necesita más recursos.

También pude observar dos ejemplares de palmera canaria claramente afectados, con las yemas colapsadas y las hojas ya secas incumpliendo con el Anexo V ‘Procedimiento para la eliminación de plantas sensibles afectadas’ del  Decreto 77/2010, de 23 de marzo, por el que se califica de  utilidad pública la lucha contra el curculiónido ferruginoso de las palmeras (Rhynchophorus ferrugineus Olivier) y se establecen las medidas fitosanitarias obligatorias para su prevención y lucha.

Imagen 23: Palmera canaria colapsada por el picudo rojo

Imagen 23: Palmera canaria colapsada por el picudo rojo. elaboración propia.


 

  1. Flyer explicativo Ynject Especial Picudo Rojo. Disponible en: http://www.fertinyect.com/ynject.php#productosynject
        5. Mobiliario Urbano y Juegos Infantiles

Loa jardines de Murillo cuentan con 4 fuentes ornamentales de las cuales no funciona ninguna y una, la que se encuentra en la glorieta José García Ramos está rota y el servicio de mantenimiento la ha tapado con cemento (Imagen 17). En las glorietas podemos encontrar bancos revestidos de azulejo que, teniendo en cuenta el estado de las fuentes, están en buen estado.

DSC07421(1)

Imagen 24: Tanto en los bancos cómo en los arriates se juega con el contraste del blanco y azul. Elaboración propia.

En la calle Antonio el Bailarín hay bancos coloridos de azulejos azules, blancos y amarillos pegados a la muralla del Alcázar que quedan fuera de la línea de visión de la calle gracias a los arriates que lo sobrepasan y a la hiedra.

Dispuestos simétricamente en los laterales de los dos corredores exteriores del paseo Catalina de Ribera encontramos bancos de forja, los que están pegados al vallado que linda con la avenida son a mi parecer los mejores para sentarse pero los peor cuidados, algunos están cubiertos por el jazmín de manera controlada y eso proporciona un olor agradable y un ambiente de privacidad al mismo tiempo que da vistas de todo el paseo.

El recinto dispone de papeleras basculantes (modelo PA623 con capacidad para 30L), estas papeleras son insuficientes para el uso tan intensivo cómo vía de paso y turístico que se le da al parque y a media tarde, especialmente las de la calle Antonio el bailarín que sirve de acceso al barrio de Santa Cruz, suelen estar llenas de botellas de agua de los grupos de turistas (Imagen 19). Se ve que no se deja de hacer uso de las papeleras aunque esté llenas y las botellas se van acumulando alrededor. En puntos estratégicos como este podría ser interesante instalar papeleras pare el reciclaje de plásticos.

Todo el recinto cuenta con farolas pero son especialmente llamativas las del paseo Catalina de Ribera que usan como soporte la muralla del Alcázar. Por la noche estas farolas crean un efecto atractivo por la hiedra que trepa por la muralla y llega a cubrir algunas farolas atenuando su luz.

Podemos encontrar una zona de juegos infantiles que se divide en dos partes, una con un tren de madera y otra con un tobogán que estaban en buen estado. Ambas áreas disponen de bancos de azulejo y ladrillo usados por los padres. Los alrededores de la zona de juego están acolchados con grava fina que es ideal para que los niños jueguen sin peligro de atragantarse si se las meten en la boca. La gravilla está contenida por piezas de cemento cómo la usada en los bordes de las aceras, algo que no me parece muy conveniente porque los niños podrían caerse sobre ellas y herirse, creo que sería mejor reemplazarlas por un material con cierta elasticidad para prevenir contusiones. Uno de los problemas de la plaga de gatos comentada anteriormente es que suelen defecar en estos lugares y suponer un riesgo sanitario. Cabe destacar que la zona alrededor de los juegos estaba más limpia que el resto del parque y a diferencia de otras zonas no había cristales, latas ni otros objetos cortantes.

En el paseo Catalina de Ribera, cerca de la zona de juegos infantiles, hay una fuente de agua potable usada principalmente por deportistas, niños y turistas que rellenan las botellas de agua.

Ya sea por dejadez o planificación, dispersos por los jardines encontramos tocones de palmeras que son invadidos por la hiedra proporcionando a los jardines un toque de naturaleza salvaje y que sirven de refugio a pequeños animales.

DSC07450(1)                             DSC07457

Imagen 25 y 26: Los tocones de las palmeras son aprovechados la hiedra y por una lagartija Psammodromus manuelae Busack, Salvador e Lawson. Elaboración propia.

 

          6. Sistema de Riego.

En 1981, por una sequía, se perforaron dos pequeños pozos en el recinto que se usan para el riego de los jardines. Actualmente el riego en los jardines de murillo está completamente automatizado y usa riego por goteo con goteros integrados. La última restauración del sistema de riego fue en el año 2010 con un presupuesto de 92.430€, hasta hoy se viene utilizando sin problemas.1

En una de las visitas por la mañana, el sistema de riego estaba en funcionamiento y el inconveniente de los goteros que tienen instalados es que no se puede regular el caudal de forma individual y por eso vemos zonas que no están cubiertas por ningún tipo de vegetación pero están siendo mojadas.

DSC07413
Imagen 27: Zonas sin vegetación siendo regadas. Elaboración propia.


  1. Restauración del riego automatizado en Jardines de Murillo y Catalina de Ribera. 8/02/2010. Disponible en: http://www.foro-ciudad.com/sevilla/sevilla/mensaje-4624733.html

 

         7. Otros Problemas Detectados

En todos los parques de Sevilla están proliferando dos especies de cotorras invasoras: la cotorra argentina (Myiopsitta monachus Boddaert) y la cotorra de Kramer (Psittacula krameri Scopoli) ambas especies por su agresividad y territorialidad son una amenaza para las especies autóctonas, especialmente las más vulnerables cómo el cernícalo primilla (Falco naumanni Fleischer). Ambas cotorras están incluidas en el Anexo del Real Decreto 630/2013, de 2 de agosto, por el que se regula el Catálogo español de especies exóticas invasoras. En Sevilla, a diferencia de otras ciudades dónde ya se han tomado medidas para reducir su población, no existe ningún plan de control.1

Imagen 28: Cotorra de Kramer en la fuente monumento a Colón

Imagen 28: Cotorra de Kramer en la fuente monumento a Colón. Elaboración propia.

En algunos árboles del paseo Catalina de Ribera hay una especie de cajones planos de corcho a cierta altura, están pensados como refugio para murciélagos y se colocaron en un intento por recuperar el nóctulo mayor (Nyctalus lasiopterus Schreber), una especie de murciélago amenazada que contaba con una colonia en el Alcázar desaparecida en el 2001. Hay una colonia de estos murciélagos, que son los más grandes de Europa, en el parque de María Luisa ya que suelen habitar en las oquedades de los arboles viejos cómo los que podemos encontrar allí. La poda de estos árboles por motivos de seguridad acabó con el refugio de estos animales. Las “casitas de murciélago” no mostraban signos de ocupación.2

 

Imagen 29: Refugio para murciélagos en el tronco de una Trachycarpus

Imagen 29: Refugio para murciélagos en el tronco de una Trachycarpus. Elaboración propia.

Según operarios de Parques y Jardines, antes disponían de varios vehículos eléctricos pero se averiaron, no pudieron acceder a las piezas necesarias para arreglarlos y tuvieron que volver a usar los furgones convencionales.3


  1. Manuel Enrique Figueroa Clemente et al. Calles Aladas. Las aves de la ciudad de Sevilla y su entorno. Sevilla 2007. Capítulo 6. 1.Las aves históricas en la ciudad (página 214)
  2. http://www.magrama.gob.es/es/biodiversidad/temas/inventarios-nacionales/ieet_mami_nyctalus_lasiopterus_tcm7-22013.pdf
  3. Servicio de Parques y jardines. Los Vehículos Eléctricos del Servicio de Parques y Jardines. Urbanismo y Medioambiente. Ayuntamiento de Sevilla. Disponible en http://www.sevilla.org/ayuntamiento/competencias-areas/area-de-habitat-urbano-cultura-y-turismo/a-servicio-de-parques-y-jardines/actuaciones/los-vehiculos-electricos-del-servicio-de-parques-y-jardines

 

Bibliografía

 

Jardines de Murillo y Paseo de Catalina de Ribera. Sevilla. Análisis Descriptivo. LSF. 2015-2016

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail
  1. Estudio del Emplazamiento

Tanto los jardines de Murillo como el Paseo de Catalina de Ribera se encuentran situados en el barrio sevillano de Santa Cruz, perteneciente al distrito Casco Antiguo. Lindan al Este con el Alcázar y edificios residenciales del barrio de Santa Cruz y al Oeste con la avenida Menéndez Pelayo.  Los espacios verdes más cercanos son: el Real Alcázar de Sevilla (1), los jardines del Prado de San Sebastián (2), el parque de María Luisa (3), los jardines de Cristina (4) y los jardines de la Buhaira (5). Todos salvo el Alcázar son de uso público.

El paseo Catalina de Ribera, dada su ubicación en el límite que separa el casco antiguo con San Bernardo es el espacio verde más transitado del casco antiguo. Para los habitantes de la zona centro es el espacio verde más cercano y de mayor superficie que sirve como zona de transición entre el centro peatonal y las calles de San Bernardo abiertas al tráfico. La avenida Méndez Pelayo se usa cómo ronda de circunvalación del casco antiguo.

           2. Origen Histórico

Ambos espacios pertenecían originalmente al Alcázar formando parte de “La Huerta del Retiro” pero fueron cedidos a la ciudad.

La primera cesión se produjo en 1862 por parte de Isabel II y dio origen al actual Paseo de Catalina de Ribera. La cesión tenía como objetivo dotar a los barrios colindantes de un espacio abierto. Este nuevo espacio público fue bautizado como “Paseo del Pino” o “Paseo de los Lutos” No fue hasta 1898 cuando comenzó el proyecto para ajardinar y amueblar el paseo que en ese mismo año fue rebautizado con su nombre actual “Paseo de Catalina de Ribera”.1,2

8._Naranjos_en_la_huerta_del_Retiro__Sevilla

Imagen 2: En el Cuadro de Martin Rico titulado “Naranjos en la Huerta del Retiro” de 1875 podemos apreciar cómo en la época la especie arbórea dominante era el naranjo. Disponible en: pepe-pinturamadrid-pepe.blogspot.com

 

En el año 1911, se produce la segunda cesión de lo que quedaba de la “Huerta del Retiro” por el rey Alfonso XIII, este nuevo espacio será el que en un futuro ocuparan los jardines de Murillo.1

DSC07458

Imagen 3: Azulejos en la calle Nicolás Antonio que reflejan la cesión de la huerta del retiro en 1911. Elaboración propia.

 

En 1915 el arquitecto Juan Talavera y Heredia diseña el nuevo jardín que sería bautizado como el Jardín de Talavera hasta 1918 cuándo pasó a llamarse el Jardín de Murillo en honor al pintor que vivió en sus cercanías durante el siglo XVII.1

Entre 1917 y 1923 el mismo arquitecto, modificando el proyecto del también arquitecto, Antonio Gómez Millán, fue el encargado de acondicionar el nuevo Paseo de Catalina de Ribera para la exposición iberoamericana de 1929 conservando su diseño hasta hoy. Salvo una fuente situada en el extremo sur del paseo que actualmente está enterrada bajo una yucca.3

escanear0032a

Imagen 4: Postal de la exposición iberoamericana dónde se muestra la fuente desaparecida. Disponible en: http://culturadesevilla.blogspot.com.es/2014/09/la-fuente-desaparecida-en-el-paseo.html

DSC07468

Imagen 5: El espacio que ocupaba la fuente ahora lo ocupa una Yucca elephantipes. Elaboración propia.

 

En el año 2002, mediante el decreto 103/2002 del 12 de marzo se declara a ambos jardines como Bien de Interés Cultural con la categoría de Jardín Histórico.


  1. Servicio de Parques y jardines. Jardines de Murillo. Ayuntamiento de Sevilla. Disponible en: http://www.sevilla.org/ayuntamiento/competencias-areas/area-de-habitat-urbano-cultura-y-turismo/a-servicio-de-parques-y-jardines/parques/jardines-de-distrito/jardines-de-murillo/jardines-de-murillo
  2. Galván et al. Paseo Catalina de Ribera. 17/09/2014. Disponible en: http://sevillapedia.wikanda.es/wiki/Paseo_de_Catalina_de_Ribera.
  3. Gerencia de Urbanismo. Diagnóstico de los monumentos públicos de la ciudad de Sevilla Ayuntamiento de Sevilla. Disponible en: http://www.sevilla.org/urbanismo/publicaciones/Inventario_Monumental/Casco%20Antiguo%20Sur/CAS_342.pdf
           3. Elementos singulares de obra civil

En el Paseo de Catalina de Ribera destacan dos fuentes: la fuente monumento a Cristóbal Colón, diseñado por Juan Talavera y construida por el escultor Lorenzo Collaut Valera en 1921 y la fuente dedicada a Catalina de Ribera construida en ese mismo año.1

La fuente monumento a Cristóbal Colón llama la atención por su altura y por su posición central en el eje de simetría del Paseo de Catalina de Ribera, fue construida para la exposición iberoamericana de 1929.

DSC07432

Imagen 6: Fuente monumento a Cristóbal Colón. Elaboración propia.

 

La fuente dedicada a Catalina de Ribera se encuentra en la muralla que separa el paseo del Alcázar, y fue construida al mismo tiempo que el monumento a Colón aprovechando los restos de una fuente del siglo XVI. La fuente cuenta con una imagen de Catalina de Ribera con azulejos en su zona central y dos frescos en los laterales pintados por Juan Miguel Sánchez.2

DSC07440

Imagen 7: Fuente dedicada a Catalina de Ribera. Elaboración propia.

 

En el Jardín de Murillo podemos encontrar diversas glorietas con fuentes cómo la dedicada al pintor José García Ramos (construida en 1923) que a diferencia del Paseo de Catalina de Ribera, que se usa como zona de tránsito, son mucho más pequeñas y recogidas, aisladas del paso de la gente a pocos metros.

Las glorietas se componen alrededor de una fuente de mármol con una base de ladrillo y azulejo que recuerdan a las que podemos encontrar en el Alcázar. Rodeando las fuentes encontramos bancos con azulejos y tras ellos restos arqueológicos, en una glorieta encontramos capiteles de columnas adornando los laterales de los bancos y en otra las columnas de mármol unidas mediante cadenas. En todo el jardín vemos cómo la densidad de vegetación es mayor a la del paseo y esto es una forma de aislar el jardín y proporcionarle una mayor intimidad.

DSC07420DSC07419

(Imagen 8 y 9: Detalle de las fuentes en las glorietas de los jardines de Murillo. Elaboración propia.)

Ambos jardines están separados del Alcázar por una muralla almenada que es otro elemento destacable ya que está adornado con arriates y bancos de azulejo y es usado por las especies trepadoras a lo largo de todo el paseo favoreciendo la sensación de profundidad.

Cabe destacar la presencia de la escuela infantil María Inmaculada dentro del recinto de los jardines en la calle Antonio el bailarín. Así cómo un edificio que antiguamente fue un kiosco-bar y cuya parte trasera es utilizada actualmente para almacenar la maquinaria y útiles de jardinería y mantenimiento del jardín.


  1. http://sig.urbanismosevilla.org/Sevilla.art/Monumentos/Index_tabla.aspx
  2. Jardines de Murillo. 14/09/2014. Disponible en: https://es.wikipedia.org/wiki/Jardines_de_Murillo
        4. Especies vegetales más importantes

 

Especies presentes en el recinto:

 

Abelia triflora R.Br. ex Wall.                                   Bougainvillea spectabilis Willd.

Buddleja madagascarensis Lam.                            Buxus sempervirens Linn.

Celtis australis Linn.                                              Cercis siliquastrum Linn.

Cestrum nocturnum Linn.                                     Chimonanthus praecox (Linn.) Link.

Citrus x aurantium Linn.                                       Cocculus laurifolius (Roxb.) DC.

Cupressus sempervirens Linn.                              Dombeya x cayeuxii André

Duranta erecta Linn.                                             Euonymus japonicus Thunb.

Eucalyptus camaldulensis Dehnh.                        Ficus macrophylla Desf. ex Pers.

Hedera helix Linn.                                                Jasminum officinale Linn.

Justicia adhatoda Linn.                                         Lagerstroemia indica (Linn.) Pers.

Ligustrum japonicum Thunb.                                Livistona chinensis  (Jacq.) R.Br. ex Mart.

Lonicera japonica Thunb.                                     Magnolia grandiflora Linn.

Mahonia japonica (Thunb.) DC.                           Malvaviscus arboreus Cav.

Montanoa bipinnatifida (Kunth.)  K.Koch             Nandina domestica Thunb.

Nerium oleander Linn.                                         Parthenocissus quinquefolia (L.) Planch.

Philadelphus coronarius (Linn.)                           Phoenix canariensis Hort. Ex Chabaud

Phoenix dactylifera Linn.                                     Pinus pinea Linn.

Pittosporum tobira (Thunb.) W.T. Aiton              Plumbago auriculata (Lam.)

Punica granatum (Linn.)                            Prunus cerasifera var. pissardii (Carriere) Koehne

Robinia pseudoacacia Linn.                               Ruscus hypoglossum Linn.

Styphnolobium japonicum (L.) Schott               Spiraea cantoniensis Lour.

Taxus baccata Linn.                                           Thuja orientalis (Linn.) Franco

Trachycarpus fortunei (Hook.) H.Wendl.           Viburnum tinus Linn.

Viburnum rhytidophyllum Hemsl.                     Vitex agnus-castus Linn.

Washingtonia filifera (Lindl.) H.Wendl              Yucca elephantipes Baker in Regel

 

Entre todas las especies presentes en el parque, destacan los ficus por su enorme tamaño y por consiguiente por ser el principal proveedor de sombra y otorgar de un ambiente más oscuro y fresco al jardín.

La trepadora Hedera helix destaca por su disposición y extensión ocupando la muralla del Alcázar, las raíces de los ficus y algunos tocones de palmeras. En el paseo de Catalina de Ribera, la trepadora favorece la sensación de profundidad y por la noche refleja y difumina la luz de las farolas a las que llega a cubrir. Mientras que en los jardines de Murillo al trepar por los árboles y tocones genera una sensación de mayor cobertura y recogimiento.

DSC07460

Imagen 10: Detalle de la hiedra ocupando las raíces de uno de los ficus. Elaboración propia.

Los jazmines se encuentran en la barrera vegetal que junto a una valla metálica separan los jardines de la avenida Méndez Pelayo sirviendo como barrera acústica y visual. A lo largo de todo el paseo encontramos bancos situados bajo estos jazmines que prácticamente los engullen proporcionando sombra y olor.

En la glorieta de José García Ramos se usan cipreses de unos 2,5m podados con forma rectangular a modo de barrera visual que aísla la glorieta del paseo de Catalina de Ribera.

P9031468

Imagen 11: La glorieta de José García Ramos es uno de los rincones con mayor intimidad del recinto. Imagen recuperada de www.sevilladailyphoto.blogspot.com

 

En los jardines de Murillo podemos encontrar 5 ficus y en el paseo de Catalina de Ribera un pino y un eucalipto que pertenecen al conjunto de árboles considerados como singulares por el servicio de parques y jardines del ayuntamiento.1


  1. Tratamiento de árboles singulares en las zonas de conservación con medios propios del servicio de Parques y Jardines. Disponible en: http://www.sevilla.org/ayuntamiento/competencias-areas/area-de-habitat-urbano-cultura-y-turismo/a-servicio-de-parques-y-jardines/actuaciones/informe-proyecto-de-tratamiento-de-arboles-singulares
        6. Paisaje del entorno

El paisaje del entorno es un paisaje urbano dónde la matriz serían las calles y edificios, los espacios verdes como los jardines y parques serían manchas y, para la fauna, los árboles que recorren las calles, el margen del río y las zonas verdes serían los corredores que conectan las manchas unas con otras. En Sevilla el río Gualdalquivir se comporta como un corredor ecológico que junto a las calles arboladas, a los parques, jardines y áreas con vegetación, propicia el movimiento y presencia de especies conectando distintos hábitats. 1

Para nosotros los corredores serían las calles pero estos corredores no son aprovechables (o no se desea que lo sean) por la fauna urbana no doméstica cómo los insectos u otros animales de pequeño tamaño por lo que la movilidad de estos animales podría verse limitada. Las calles del barrio de Santa Cruz son en su mayoría peatonales, estrechas, con pequeñas plazas con vegetación ornamental, entre la que destaca el naranjo amargo, propicias para albergar pequeños animales.

El recinto está bien comunicado al contar con una estación Sevici y estar próximo a uno de los ejes del transporte de Sevilla, en el Prado de San Sebastián confluyen: tranvía, metro, autobuses, vehículos particulares y carril bici(que transcurre por Méndez Pelayo)

En el entorno más cercano al espacio verde estudiado podemos encontrar el Alcázar, que sólo está separado de los jardines por una muralla fácilmente sorteable por insectos, aves, pequeños roedores y reptiles que pueden pasar de un espacio a otro con relativa facilidad.

Según el ayuntamiento de Sevilla cada habitante cuenta con 22m2 de zona verde mientras que según la consejería de medio ambiente de la junta de Andalucía, Sevilla cuenta con 11.21 m2 de espacio verde por habitante. Ambas medidas aunque dispares entre sí, entrarían dentro de lo aceptable según la OMS que sitúa el área mínima de espacio verde por habitante en 9 m2.2


  1. Manuel Enrique Figueroa Clemente et al. Calles Aladas. Las aves de la ciudad de Sevilla y su entorno. Sevilla 2007. Capítulo 2. 2.Areas verdes como corredores ecológicos urbanos (página 136)
  2. National Institute of Environmental Health Sciences, USA. Health Indicators of sustainable cities. World Health Organization. 17-18 Mayo 2012. Disponible en: http://www.who.int/hia/green_economy/indicators_cities.pdf
        7. Contexto Poblacional, Social y Ambiental.

La situación de los jardines, en el barrio de Santa Cruz, dentro del casco antiguo de Sevilla hace que tenga gran afluencia de turistas que se ven atraídos por el carácter artístico e histórico del entorno o de los propios jardines. El paseo de Catalina de Ribera cumple su función cómo alternativa de paso a la avenida Méndez Pelayo que, al menos por la acera de los jardines, prácticamente sólo transitan las bicicletas que circulan por el carril bici y el tráfico.

El barrio de Santa Cruz cuenta con 2701 habitantes según el censo de 2014. Es un barrio predominantemente comercial y orientado al turismo con pocos habitantes censados pero con mucho tránsito de turistas y trabajadores del sector servicios. El barrio es peatonal, en teoría sólo está permitido el acceso y estacionamiento a residentes y vehículos comerciales por lo que el impacto que causa el tráfico es muy reducido.

En la pirámide poblacional elaborada a partir de los datos quinquenales proporcionados por el censo del 2014 podemos apreciar un estrechamiento en la base de la pirámide que nos indica que la población menor de 30 años está muy por debajo de lo que se considerarían niveles adecuados. Sin embargo podemos observar cómo para edades inferiores a los 20 años la población de ambos géneros es prácticamente constante. Conforme aumentamos la edad de la muestra vemos como hay más población hasta el rango de 50-54 años que volvemos a encontrar una pirámide de población que podríamos considerar normal o sostenible. En el último tramo, por encima de los 70-74 años observamos como la mortalidad de los hombres es bastante mayor a la de las mujeres y el género de la pirámide queda descompensado a favor de las mujeres.

En definitiva se pueden apreciar 3 aspectos clave:

  • Se espera un envejecimiento de la población en los próximos años.

 

  • Si la tendencia de nacimientos se mantiene igual que durante los últimos 20 años, se producirá un descenso de la población.

 

  • Tras el descenso y debido a la población constante en el rango de edades inferiores a 20 años, se producirá un estancamiento en la población.
Pirámide

Imagen 12: Pirámide poblacional del barrio de Santa Cruz. Elaborada a partir de los datos del padrón de 2014.