Parque Las Quinientas. Berlanga, Badajoz. Análisis crítico.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

ESTILO ACTUAL

El parque en la actualidad, conserva el formato original sobre el que se han hecho pocas modificaciones. El parque se configuró en torno al lago principal, siendo este punto en el que se concentra su mayor atractivo. Consta de tres islas artificiales donde anidan distintas anátidas. En la imagen inferior se observa un croquis de la distribución original del parque. Se trata de un parque con un estilo algo rústico, que ofrece distintos espacios pensados para el disfrute de personas de distintas edades. A lo largo del tiempo desde su construcción ha sufrido varias modificaciones que se explicarán a continuación.

Croquis original del parque. Fuente: Proyecto original.

Fig. 1:  Croquis original del parque. Fuente: Proyecto original.

En la obra original no figuraban distintos elementos que han ido apareciendo a lo largo del tiempo, bien por necesidades de los usuarios o bien porque se ha considerado que podían ser funcionales o económicamente rentables. Entre estos elementos cabe destacar el “Restaurante Las Quinientas” y el Albergue, o los apartamentos rurales “Los Chozos”.


 

USOS DEL ESPACIO

El espacio verde carece de un eje principal sobre el que asentar el proyecto. Es el lago centra el que acapara el protagonismo y los principales espacios con los que nos encontramos en la visita se sitúan en torno a este.  El parque se divide en tres zonas bien diferenciadas en torno al lago y una cuarta destinada al uso forestal y con fines de reserva:

 

  • ÁREA 1: La parte norte del lago está dedicada fundamentalmente al uso como parque zoológico-granja escuela. Es una zona situada a mayor cota, desde la que se puede observar el resto de la zona verde. En la orilla donde termina el lago existe un pasillo de unos 5 metros hasta la zona donde se encuentran situadas las cercas y las vallas cinegéticas. A lo largo de la valla discurre un camino de tierra por el que se puede caminar para observar los animales que residen en el parque a una distancia ínfima. Este camino comunica el lago principal con el lago secundario que se forma por la presa realizada en el cauce del “arroyo culebras”, donde unos metros más adelante podemos contemplar el puente romano de “Los ocho ojos”.

 

  • ÁREA 2: La parte sur del lago se destina al uso de recreo. En ella encontramos tanto el Kiosco “Las Quinientas” como el Restaurante del mismo nombre. Junto a estas instalaciones se encuentra la zona de juego infantil y preescolar y el campo de minigolf. La situación de estos espacios es idónea, pues todas las edades pueden disfrutar por separado de forma independiente pero sin perder el contacto unos con otros. Es propicio para que los adultos puedan relajarse en uno de los restaurantes y los más pequeños puedan hacerlo en el parque infantil. Justo detrás del minigolf encontramos una zona de aparcamiento extensa que permite el acceso fácil a estas instalaciones para personas de edad avanzada o movilidad reducida.

 

  • ÁREA 3: En la vertiente oeste del lago, la más cercana al núcleo urbano de Berlanga, se presenta el mayor atractivo botánico y de jardinería. Existe una pérgola restaurada hace relativamente poco, que conmienza a cubrirse de hiedra como antaño. Esta misma se encuentra rodeada de arriates y zonas ajardinadas que presentan especies autóctonas de la flora mediterránea como son las aromáticas ‘romero’, ‘lavanda’ o ‘tomillo’, plantas crasas como el Agave americana también llamado ‘pita’, distintas variedades de Euonymus, ‘Tuyas’ o varias plantas de ‘Durillo’. Justo al lado de esta pérgola encontramos una de las pocas fuentes de agua potable del parque, que como no puede ser de otra manera es una parada frecuente para los visitantes.

 

  • ÁREA 4: Se trata del área forestal del parque, es una zona de reserva cinegética y en ella podemos encontrar distintas especies de animales en semilibertad como Cervus elaphus ‘ciervo’ u Ovis orientalis musimon ‘muflón’. En el análisis del parque vamos a obviarla debido al escaso interés que presenta en términos de jardinería o uso funcional.
Vista aérea y zonificación. Fuente: Google Earth. Elaboración: Propia.

Fig. 2: Vista aérea y zonificación. Fuente: Google Earth. Elaboración: Propia.


 

CIRCULACIONES Y ACCESOS

Considerando que la distribución del espacio en el parque sin llegar a ser óptima puede considerarse aceptable, pues no existe ningún eje central que nos de acceso a los distintos espacios pero estos son accesibles por el perímetro del lago, las circulaciones y acceso dependerán de ello.

Uno de los objetivos principales de los accesos y comunicaciones en cualquier espacio público, es la seguridad. Los accesos deben estar destinados a que en cualquier momento y a cualquier hora, un sanitario pueda acceder sin inconveniente y con la mayor rapidez posible a la zona del parque en la que se le requiera. En este sentido, podemos decir que cualquier punto del parque es accesible con vehículos de 4 ruedas como podría ser una ambulancia, pero existen algunas barreras físicas que podrían retrasar su actuación.

Caminos y accesos. Fuente: Google Earth. Elaboración: Propia.

Fig. 3: Caminos y accesos. Fuente: Google Earth. Elaboración: Propia.

En la imagen superior se observa la red de comunicaciones por dentro del parque. En color amarillo se han situado los caminos y accesos peatonales, mientras que aquellos que permiten el paso de vehículos de cuatro ruedas aparecen representados en azul.

La pavimentación de los caminos es distinta en función de su uso:

  • Los caminos peatonales presentan un pavimento ornamental de piedra pizarra. Esto conlleva que la superficie de los mismos en ocasiones no sea totalmente uniforme, por lo que para personas con movilidad reducida o de la tercera edad pueda resultar difícil el tránsito a pie. En la actualidad, el estado de conservación de los mismos es óptimo por lo tanto son totalmente funcionales, la elección del pavimento se considera adecuada siempre que no se descuide su mantenimiento pues una piedra mal puesta puede provocar un accidente.
  • Los caminos mixtos por lo que pueden circular personas y vehículos indiferentemente tienen un pavimento natural nivelado, es decir, son caminos nivelados en la misma tierra. El hecho de que se aproveche el terreno para realizar un camino abarata mucho los costes de mantenimiento y construcción. Tienen el inconveniente de que lluvias fuertes pueden provocar que se genere un terreno resbaladizo e inestable.

La señalización dentro del parque es inexistente, sería conveniente colocar algunos carteles indicativos que permitan al visitante aprovechar más a fondo su periplo por el espacio verde.

Todos los caminos peatonales se encuentran iluminados convenientemente a lo largo de su trayecto, se sitúan farolas a distancias de unos 10 metros que facilitan al visitante la utilización del espacio verde en horas de poca luz.

El parque está abierto al público las 24 horas del día, es decir, no existe ningún tipo de restricción de acceso al mismo (excepto a la zona de reserva y granja escuela).


 

CONSERVACIÓN Y MANTENIMIENTO

El parque “Reserva Natural Las Quinientas” es un espacio con un potencial paisajístico y funcional muy potente, pero al mismo tiempo muy desaprovechado y deteriorado. Los altos costes de mantenimiento que conlleva un paraje de estas características en ocasiones suponen un lastre para un pueblo cuyo censo no supera los 2500 habitantes, lo cual provoca una situación de dejadez y abandono en el mismo. Actualmente, el personal de mantenimiento se limita a un solo operario, licenciado en biología, que tiene que abarcar todas las gestiones que se llevan a cabo en el parque, es decir, poda, tratamientos, riegos, limpiezas…

 

Analizando el espacio por partes y elementos expondremos los principales problemas que encontramos y su posible solución:

1.  Personal: Según lo expuesto anteriormente, una única persona no puede atender todas las necesidades que presenta un espacio tan grande y tan diverso. Este es uno de los motivos por el que nos encontramos el parque en el estado actual. Las necesidades de un paraje de estas características requieren un equipo de mantenimiento adecuado a estas.

2.  Zonas ajardinadas.

  • Los arriates, parterres y zonas verdes del parque se encuentran en un estado mejorable. El diseño de la gran mayoría de ellos está realizado al azar o si había un diseño inicial parece que no llego a culminarse totalmente, lo cual ya es un síntoma de que las actuaciones que debemos llevar a cabo se deben realizar desde la base. Existen zonas de plantas con un crecimiento descontrolado, como podemos ver en una de las imágenes inferiores, la hiedra se pretende usar como planta tapizante pero debido a su falta de control a acabado colonizando la copa de dos cipreses.
Hiedra creciendo sin control. Fuente: propia

Fig. 4: Hiedra creciendo sin control. Fuente: propia

  • Los setos en ocasiones han sufrido bajas entre sus componentes y no se han repuesto, por lo que encontramos huecos en ellos. La solución no es otra que utilizar una reposición de marras adecuada o bien realizar un mantenimiento de más calidad en los mismos.
Setos de romero en mal estado. Fuente: propia

Fig. 5: Setos de romero en mal estado. Fuente: propia

  • Existe una gran abundancia de malas hierbas en zonas con una importancia capital en el diseño de un parque. En la entrada peatonal del parque, cuando el visitante llega y cruza el puente el estado con el que se encuentra el espacio es bastante mejorable, como podemos apreciar en la imagen inferior. Además, en zonas de arriates o divisiones de pequeños jardines podemos observar un crecimiento libre de malas hierbas que si fuesen controladas de manera adecuada, favorecería mucho a las necesidades ornamentales que tenemos.
    hierbas a la entrada del parque. Fuente: Propia.

    Fig. 6: Malas hierbas a la entrada del parque. Fuente: Propia.

     

  • Estado de las plantas: Encontramos a lo largo de nuestra visita un número considerable de plantas en mal estado o desatendidas, todo ello viene provocado por la falta de personal de mantenimiento en el parque.
  • Vegetación descontrolada, plantas como la higuera o el árbol del cielo que se adaptan con facilidad y enraizan sin muchos problemas están encontrando en esta falta de mantenimiento una situación propicia para su propagación en lugares en los que no deberían situarse.
Higuera creciendo en la pared de la presa. Fuente: propia

Fig. 7: Higuera creciendo en la pared de la presa. Fuente: propia.

3. Especies forestales: Las especies forestales y especies ornamentales de sombra, es decir, los árboles de gran porte reciben podas en función de las necesidades del mismo para dañarlos lo menos posible. Las podas se realizan mayoritariamente en el mes de diciembre en especies caducas aprovechando el letargo de este tipo de árboles. En especies de hoja perenne se realiza la poda en el mes de marzo con el fin de que la planta pueda cicatrizar los daños lo antes posible y las infecciones puedan evitarse con facilidad.

4.  Limpieza: Los caminos y accesos del parque se limpian semanalmente de forma rutinaria. Los meses de otoño con la caída de las hojas de las especies caducas y el mes de Agosto, con la caída de la corteza de eucaliptos y acículas de pinos son los períodos de tiempo donde el mantenimiento en limpieza del parque debe ser más intenso.

5. Vandalismo: El hecho de que el espacio verde sea un espacio público, genera facilidades a este tipo de hechos. Actualmente su horario de apertura corresponde con las 24 horas del día y no existe ningún tipo de vigilancia de seguridad. Debido a esto encontramos distintas pintadas en paredes de algunos edificios como puede ser el puente romano o la fuente que podemos observar a continuación.

Pintadas. Fuente: Propia.

Fig. 8: Pintadas. Fuente: Propia.


 

MOBILIARIO URBANO Y JUEGOS INFANTILES

El usuario dispone de un mobiliario urbano completo y que atiende suficientemente bien a las necesidades, el problema que surge con este viene dado por su estado de conservación. Debido a numerosos actos vandálicos se encuentra deteriorado. A continuación, detallaremos los grupos de mobiliario más importante uno por uno:

  • Bancos: A lo largo de los márgenes de los caminos que recorren el parque encontramos bancos distribuidos uniformemente que facilitan al visitante su descanso. El material predominante en estos es la madera, lo cual implica un mayor nivel de mantenimiento realizando pinturas con barniz cada cierto tiempo. En la imagen inferior podemos observar la tipología de asiento utilizada. En ocasiones, podemos encontrarnos bancos cuyo asiento y respaldo están fabricados por madera pero patas y cuerpo del banco lo componen materiales más resistentes como el hierro.
    DISCONTINUIDAD ENTRE ESPACIOS

    Fig. 9: Banco de madera. Fuente: Propia.

     

  • Farolas: Las encontramos a lo largo de los caminos y en todas las zonas en las que puede darse un uso público nocturno, es decir, la zona de ocio y restaurantes. La gran mayoría de ellas presentan un pie de hormigón que sobresale del suelo. Este hecho genera dos problemas, uno de ellos estético, pues el pie de hormigón rompe la continuidad entre el cuerpo de la farola y el suelo; el otro viene dado por la posibilidad de que alguien caiga o tropiece con el mismo.
  •  Mesas merendero: Son abundantes en la zona de restaurantes y suponen uno de los mayores atractivos del parque. Elementos muy funcionales para familias y grupos que los aprovechan para hacer comidas. Se trata de un mobiliario de madera con patas de hierro. En la foto inferior podemos observar uno de ellos.
    Mesa merendero. Fuente: Propia.

    Fig. 10: Mesa merendero. Fuente: Propia.

    Papeleras: Se encuentran distribuidas por todo el parque y reciben un mantenimiento semanal.

    Papelera. Fuente: Propia.

    Fig. 11: Papelera. Fuente: Propia.

     

  • Fuentes: En cuanto a mobiliario urbano, es uno de los puntos a mejorar en el parque debido a su escasez. Actualmente solo dispone de dos fuentes de agua potable, ambas en la que hemos designado como área 2 anteriormente. Dada la extensión del espacio verde, sería conveniente facilitar más puntos de agua potable a los usuarios.
    Fuente de piedra. Fuente: Propia.

    Fig. 12: Fuente de piedra. Fuente: Propia.

     

  • Juegos infantiles: El parque dispone de una zona de juegos infantiles y preescolares. En esta podemos encontrar toboganes, tirolina, columpios o puentes de madera.
    Parque infantil y preescolar. Fuente: Propia.

    Fig. 13: Parque infantil y preescolar. Fuente: Propia.

    La información referente al apartado de Conservación y Mantenimiento es fruto de una entrevista personal con  Zamora, /Manuel. Realizada por Chacón Palos, José el 17/10/2014 en Berlanga, Badajoz. 


     

    SISTEMA DE RIEGO

    Las plantas del parque no están en el mejor estado de conservación y ello se debe en gran parte a que no existe un sistema de riego óptimo para ello. El tipo de riego que ser lleva a cabo es en su totalidad riego por goteo que se distribuye mediante gomas de 16 mm. de polietileno. No exite riego por aspersión o inundación.

    El montaje de las líneas de riego y los emparrillados de gomas de goteo es totalmente visible al visitante, lo cual priva de protagonismo a elementos ornamentales de interés. El color utilizado para las gomas no es el adecuado, ya que existen gomas de polietileno color tierra y en este caso se estan utilizando gomas negras, que resaltan entre la vegetación. En la siguiente foto podemos ver un ejemplo.

    Gomas al aire libre. Fuente: Propia.

    Fig. 14: Gomas al aire libre. Fuente: Propia.


    BIBLIOGRAFÍA

  • Ayuntamiento de Berlanga. Historia de Berlanga. n.d./2014. Disponible en: http://www.dip-badajoz.es/municipios/municipio_dinamico/historia/index_historia.php?codigo=019 (Visitado en Octubre de 2014)
  • Consorcio Centro de Desarrollo Rural Campiña Sur. Turismo de la Campiña Sur. n.d./2014.  Disponible en: http://www.cedercampisur.com/index.php?seccion=turismo (Visitado en Octubre de 2014)

Deja un comentario